Fue mucho antes de que el escenario de la pandemia avisara siquiera sobre su irrupción que la Bienal FEMSA proyectó el título “Inestimable azar” para su XIV edición, misma que tomará lugar en recintos culturales de Pátzcuaro y Morelia, en Michoacán.

En enero pasado la Bienal convocó a una rueda de prensa para anunciar la selección por invitación de 24 destacados artistas nacionales e internacionales, la gran mayoría latinoamericana —como Patricia Belli, Carlos Amorales, Roxana Cervantes, Adela Goldbard, Leo Marz, Gabriel Rico y Dick Verdult—, quienes de inmediato iniciaron una serie de visitas a las entidades seleccionadas para vincularse con instituciones, artistas y productores locales con el objetivo de detonar una sociedad colaborativa cuyo resultado debía exponerse en su conjunto en el presente mes.

Pero la irrupción del virus SARS-CoV-2 vino a confirmar el pregonado inestimable azar y modificó la agenda presencial de la Bienal, mas no menguó la creación y el ímpetu creativo, a decir de su director artístico, Daniel Garza Usabiaga, quien estuvo presente en la conferencia de este lunes 12 de octubre para, finalmente, anunciar la calendarización de apertura de los proyectos expositivos resultantes de este particular escenario.

“Por motivos de la crisis de salud la Bienal se tuvo que ajustar en todos los sentidos a las nuevas circunstancias. Por un lado, el programa público y pedagógico continuó de manera ininterrumpida, pero a través de formatos virtuales. Esto generó muchas más áreas de oportunidad, porque se llegó a mucho más público, no solamente en Michoacán sino en todo el país y fuera. Por otro lado, decidimos continuar con la presentación de los proyectos artísticos y hacer su presentación en cinco sedes de ambas ciudades michoacanas”, compartió Garza Usabiaga.

Las sedes para la presentación de los proyectos artísticos serán el Centro Cultural Clavijero, el Museo de Arte Contemporáneo “Alfredo Zalce”, la Casa Taller Alfredo Zalce, el Museo del Estado, estos en Morelia, y el Centro Cultural Antiguo Colegio Jesuita, en Pátzcuaro. Las aperturas de los proyectos en los recintos serán escalonadas de manera quincenal, desde el 15 de octubre y hasta inicios de diciembre próximo. El conjunto estará en exhibición hasta febrero del 2021.

Lo que la emergencia trasformó

“Los artistas realizaron sus proyectos a distancia, en la medida de lo posible, colaborando con una red enorme de agentes, productores y artesanos en Michoacán. Son alrededor de 200 personas involucradas en los distintos proyectos y a distintos niveles. Con esto se han creado nuevos lazos de colaboración entre agentes locales e internacionales”, dijo Garza Usabiaga, doctor en Historia y Teoría del Arte por la Universidad de Essex.

Añadió que la alteración por la irrupción de la pandemia fue notable, dado que los artistas estaban desarrollando proyectos comunitarios con artesanos y talleres locales. Los procesos tuvieron que tomar un formato virtual, a distancia, “que no era lo ideal ni lo que queríamos, pero fueron muy responsables y se adaptaron a las circunstancias”. Explicó que el cierre de las actividades en el país retrasó varios procesos, de ahí que la apertura escalonada permitió dar más espacio para concluirlos.

“Hay trabajos que reflexionan sobre el legado moderno: la idea del mural, el sentido crítico del legado realista. Hay artistas, como Patricia Belli (Managua, Nicaragua), que hizo toda una labor pedagógica a distancia con estudiantes de las carreras de arte para involucrarse de lleno con la situación del confinamiento. Es un trabajo que parte de la recolección de sueños de distintas personas durante los meses de confinamiento más severo. Así como ese, de una manera u otra hay proyectos que dan un punto de vista sobre los que sucedió en los últimos meses a nivel global. También hay proyectos que revisan cuestiones como la ecología y las zonas lacustres. Algunos trabajos curatoriales recapitulan a artistas notables que han vivido en Michoacán, otros que revalorizan el trabajo artesanal. Para nosotros esa parte es muy importante: dislocar la diferencia entre arte y artesanía; problematizar en esa división, que nos parece muy arbitraria y artificial”, explicó Garza Usabiaga.

Calendario de aperturas escalonadas:

Jueves 15 de octubre

Centro Cultural Clavijero

Roxana Cervantes (Michoacán), Ana Pellicer (Ciudad de México), Nuria Montiel (Ciudad de México) y Marco Rountree (Ciudad de México)

Domingo 1 de noviembre

Centro Cultural Clavijero

Leo Marz (Jalisco)

Erandi Ávalos (Morelia)

Museo del Estado

Nadia Lartigue / Juan Francisco Maldonado (Ciudad de México)

Ángel Pahuamba (Cherán, Michoacán)

Centro Cultural Antiguo Colegio Jesuita

Olmo Cuña (España), Rodolfo Díaz Cervantes (San Miguel de Allende), Gabriel Rico (Jalisco), Artemio Rodríguez (Michoacán) y Dick Verdult (Holanda)

Domingo 15 de noviembre

Centro Cultural Clavijero

Livia Corona Benjamin (Baja California), Circe Irasema (Ciudad de México), Adán Vallecillo (Honduras), Inés Verdugo (Guatemala) y Francisco Huaroco (Michoacán)

Domingo 29 de noviembre

Centro Cultural Antiguo Colegio Jesuita

Carlos Amorales / Guillermo Galindo (Ciudad de México), Carlos Fernández (Costa Rica), Israel Martínez (Jalisco) y Fernando Palma (Ciudad de México)

Casa Taller Alfredo Zalce

Sergio Gutiérrez (Oaxaca), Madeline Jiménez Santil (República Dominicana), Jesús Jiménez (Michoacán) 

Museo de Arte Contemporáneo Alfredo Zalce

Patricia Belli (Nicaragua) y Débora Delmar (Ciudad de México), Diego Rodríguez (Michoacán)

Jueves 10 de diciembre

Centro Cultural Clavijero

Adela Goldbard (Ciudad de México)