Más de 200 proyectos de exhibición, cineclubes, salas y espacios independientes, comunitarios y autogestivos, presentes en los 32 estados de la República Mexicana están en peligro ante la contingencia sanitaria que se ha presentado por la pandemia del coronavirus.

Por medio de un comunicado, Cedecine, Comunidad de Exhibición Cinematográfica alternativa, asegura que la situación de emergencia sanitaria declarada y el cierre de espacios representan una amenaza que pone en riesgo la continuidad de muchos proyectos y espacios, particularmente aquellos que dependen de sus funciones y actividades paralelas para sostenerse.

“Lo que sucede, nos coloca en una necesidad de visibilizar la precariedad laboral en la que nos encontramos quienes nos dedicamos a la gestión y promoción cultural, la exhibición independiente y el cine en general, quienes ante una contingencia como la que vivimos, nos enfrentamos a una potencialización del riesgo al no tener acceso, en la gran mayoría de los casos, a sueldos fijos, seguridad social y servicios médicos propios y para nuestras familias”.

Para la comunidad, la incertidumbre es grande, al no saber cuanto tiempo tardará el estado de emergencia declarado por el gobierno.

“Tenemos conciencia de que será necesario el apoyo de nuestros públicos, instituciones públicas y empresas privadas, para poder recuperarnos del impacto económico que esta situación generará en nuestras realidades”.

Los proyectos de exhibición independientes buscan diversificar los contenidos cinematográficos, que fortalecen lazos comunitarios y promueven la incidencia social a partir del cine. Son los espacios en donde se detonan los diálogos que buscan las películas, por lo que su importancia en la formación de nuevas audiencias y en la recomposición del tejido social tiene un valor incalculable.

Cedecine se encuentra trabajando en el diseño de acciones y propuestas para “abrazarnos como comunidad y apoyar a los proyectos integrantes más vulnerables en este contexto, por lo que en los próximos días, daremos a conocer nuestro plan de acción y las formas en las que desde las posibilidades de cada quien, nos podamos unir para sumar esfuerzos en este sentido”.

La comunidad de exhibición cinematográfica alternativa hace un llamado a las autoridades de cultura y de cinematografía en todos los niveles de gobierno de todas las entidades de la República “a considerarnos en la coordinación y previsión de acciones que garanticen nuestros derechos culturales y promuevan mecanismos de apoyo para nuestro sector que se encuentra tremendamente desprotegido”.

Entre los firmantes se encuentran: Cine La Mina (Guanajuato), Alucinemas (Chihuahua),  Intencine  (Campeche); Cineclub Universitario LACAV (Aguascalientes)  Ojo Libre (Morelia); Trópico Cine (Cancún), Cine Inminente, (Puebla), Nayarlab  (Nayarit); ¡Festival Todos Somos Otros / Ciudad de México; Kinoki Foro Cultural Independiente / San Cristóbal de Las Casas, Chiapas y Cinemateca Luis Buñuel (Puebla) entre muchas otras iniciativas que pueden consultarse y apoyar en cedecine.org.

¿Qué plantean?

  • La situación del cine mexicano, así como de la exhibición y la distribución frente a los grandes modelos industriales en México.
  • Diversificar los contenidos cinematográficos desde otras narrativas (cine mexicano, latinoamericano, asiático, africano, etc.)
  • Formar nuevas audiencias para “otros cines”.
  • Generar impacto en nuestras localidades que ayude a contrarrestar la situación de violencia, desigualdad y falta de acceso a la cultura en el país.