La primera inhumación de una víctima del accidente del avión de AirAsia en Indonesia se produjo este jueves, al tiempo que la malas condiciones meteorológicas complicaban las tareas búsqueda en el mar de Java, donde se precipitó el aparato con 162 personas a bordo.