Cosa casi imposible: deshacerse del ego. Tal proeza le lleva a lamas, monjes y demás seres espirituales décadas de práctica y resignación. No es que el pinto sueco Johan Falkman (Trelleborg, Suecia) logre despojarse del ego al pintar, pero su obra si le alcanza para capturar al otro de tal modo que el ego del artista quedar sepultada detrás de la obra. Los retratos de Falkman son un viaje interior digno de una meditación budista.

La alteridad en el espejo es la exposición que muestra 90 obras del sueco Falkman, todas retratos, en el Antiguo Colegio de San Ildefonso. Es una exposición de obra reciente realizada entre 2003 y 2012. El texto de sala define a las obras como retratos psicológicos y es que Falkman no retrata lo que ve de modo hiperrealista sino que juego con colores y formas expresionistas para captar estados emocionales.

La pintura gruesa y de trazo suelto de cada una de las obras de Falkman nos habla de esos estados de ánimo que dotan de identidad a cada retrato. Imposible detenerse en una sola obra. El viaje multicolor de La alteridad en el espejo es uno solo en su conjunto. Es necesario considerar a toda la exposición como una sola obra y eso es un triunfo no solo del artista sino también de la curaduría de San Ildefonso.

En este viaje por la alteridad, por ese otro que nos acecha y nos acompaña, Falkman retorna al arte de las cavernas en el que se pintaba a los semejantes como modo de dejar seña del paso por un lugar, como un modo de afirmar la existencia: yo estuve aquí; yo, el otro.

Pero no hace falta alejarnos tanto en el tiempo. Los trabajos del artista sueco recuerdan a aquellos hechos por los pintores de Europa central a principios del siglo XX, por a Falkman se le etiqueta como neoexpresionista. Sin embargo, la paleta de colores del autor es mucho más viva, de una alegría y vitalidad casi impensable para un artista nórdico.

La alteridad en el espejo se exhibirá en las paredes de San Ildefonso hasta el 15 de julio. No hay que perdérsela.

Antiguo Colegio de San Ildefonso. Justo Sierra 12, Centro Histórico. Martes a domingo de 10 am a 5 pm. Entrada: $35

BVC