Ante la gran exposición del territorio mexicano a fenómenos naturales como los sismos, es indispensable que se conozca la historia de estos. 

Crónica de Seis Siglos de Sismos en México: lecciones aprendidas y perspectivas, un libro de Luz María Silva Ortiz y apoyado por la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguro (AMIS), busca hacer conciencia en los mexicanos a través de un panorama detallado de los seis siglos del país en donde se han suscitado movimientos telúricos. 

De acuerdo con el libro, en seis siglos se ha registrado un total de 400 sismos. De estos, 95 sucedieron de la época precolombina a 1899, mientras que 305, ya documentados, se registraron en los siglos XX y lo que va del XXI. 

"Resulta imprescindible conocer la historia de los sismos del México actual, pensando en no estar condenado a repetir sus consecuencias en una población que, por desconocimiento, podría no hacer lo pertinente para diseñar el futuro de los siguientes seis siglos de sismos", se lee en el libro. 

Añade que los sismos en México han dejado "una identidad de orgullo mundial, principalmente por la hermandad" de la población, como se mostró en el sismo del 19 de septiembre del 2017.

En este sentido, Naxhelli Ruiz, geóloga de la UNAM, indicó en la presentación del libro que en México existe un desconocimiento del tema. Refirió que, usualmente, los mexicanos parecerían exigir saber la fecha y hora en la cual sucederá un terremoto, pese a que estos son impredecibles. 

"Cada sismo, por naturaleza, es diferente; nunca dos sismos serán exactamente iguales, desde su origen, duración, localización, profundidad, hasta los impacto socioeconómicos que tienen. De las propiedades de un sismo no se sabe nada de manera anticipada, excepto una cosa: son fenómenos que se van a repetir", refiere el libro. 

En línea con lo anterior, Eduardo Reinoso, director general de ERN, destacó la importancia del libro por los aportes y enseñanzas que deja de todos los fenómenos. 

"Los sismos sólo traen beneficios geológicos, no más. Este libro es importante, es importante saber, conocer, los sismos seguirán, pero no por ello los daños", agregó. 

En este tenor, los expertos refirieron la importancia de que gobierno y aseguradoras trabajen en conjunto, sobre todo ante los bajos niveles de penetración del seguro de daños en inmuebles.

En México, sólo 26% de las casa-habitación están aseguradas, pero sólo 6% es por voluntad propia y lo restante es por seguros asociados a créditos hipotecarios.