King Kong: La Isla Calavera se adueñó de la taquilla en Estados Unidos y en México con 61 millones de dólares en su estreno, con lo que superó a su antecesora del 2005 y hasta a La Leyenda de ?Tarzán del 2016.

La nueva versión de King Kong costó cerca de 185 millones de dólares y en su debut lleva 146 millones a nivel mundial, por lo que se estima que cerrará su exhibición con alrededor de 300 millones de dólares.

En México, Kong le arrebató el primer lugar a Logan y debutó con 109.69 millones de pesos y vendió 2.05 millones de boletos. A su favor, la versión protagonizada por Tom Hiddleston y Brie Larson?contó con una clasificación B, para adolescentes de 12 años en adelante.

El viejo Wolverine cayó al segundo sitio del top 10 mexicano, al ingresar este fin de semana 47.79 millones de pesos y acumular 208.3 millones de pesos y alcanzar 4 millones de boletos vendidos en dos semanas de exhibición. Nada mal para una película que tuvo en contra la clasificación C, sólo para adultos.

En tercero se encuentra Fragmentado de M. Night Shyamalan quien realiza un espléndido thriller sobre un enigmático personaje que secuestra a unas adolescentes y quien tiene varias personalidades, una de ellas aterradora.

En su cuarta semana en cines acumula 149.56 millones de pesos y 3.05 millones de boletos vendidos. El toque Shyamalan ha vuelto.

Lego Batman La Película continúa dando batalla y se colocó en la cuarta posición con 166.5 millones de pesos acumulados y 3.67 millones de boletos vendidos.

El cine mexicano aparece en quinto sitio con Mientras el lobo no está, una película modesta pero gracias al apoyo de Cinépolis Distribución continúa en salas con 35.13 millones de pesos registrados y 780,000 boletos en su tercera semana en cines.

Asistentes al cine mexicano

Según datos del Anuario Estadístico de Cine Mexicano, en el 2016 se estrenaron 90 películas con 30.5 millones de boletos vendidos y 1,330 millones de pesos en taquilla. La cinematografía nacional tuvo 10% del total de boletos a salas en México y 9% de los ingresos del año pasado.

Esta diferencia de un punto porcentual se debe principalmente a que los blockbusters estadounidenses registraron ingresos en salas 3D, 4DX, IMAX y MACRO XE, en las que el precio del boleto es mayor que en salas tradicionales , se lee en el documento publicado por la Secretaría de Cultura del Gobierno de la República a través del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine).

Los 30.5 millones de boletos vendidos es la cifra más alta en la historia reciente del cine mexicano y representó un incremento de 74% respecto del 2015. A diferencia del 2013, cuando se registraron 30.1 millones de asistentes y seis películas tuvieron más de 700,000 asistentes cada una, el año pasado 13 filmes superaron esta marca.

El último cuatrimestre registró 54% de la asistencia a cine mexicano en el año, y octubre consignó el mayor número de espectadores, algo que se repite desde el 2014.

En el 2016 se produjeron 162 películas mexicanas que superaron el récord histórico desde 1958, cuando se hicieron 135 títulos. Mientras que la producción no apoyada por el Estado aumentó 32% en comparación al 2015.

[email protected]