El médico acusado de la muerte de Michael Jackson consiguió lo que un fiscal de Las Vegas calificó como un indulto a la amenaza de perder su licencia para ejercer en Nevada.

Un oficial de una corte familiar suscribió el viernes un plan de pago de manutención infantil concertado por los abogados de Conrad Murray con el fiscal de distrito del condado de Clark.

Murray no tuvo que estar presente. El fiscal Gerard Costantian dijo que los abogados de Murray pagaron unos 5.000 dólares de los 15.000 que el médico debe en manutención, y que el resto se pagará en los próximos meses.

La abogada de Murray Kristine Brewer luego dijo que el dinero vino de un benefactor anónimo cuyo nombre desconocía.

Murray le debe el dinero a la madre de su hijo de 12 años en California.

La ley de Nevada permite que se le suspenda la licencia profesional a personas que no cumplen con sus pagos de manutención infantil.