El Economista te presenta imágenes del gigantesco parque de atracciones cubierto más grande del mundo "Island of Dreams" construido a orillas del río de Moscú. El proyecto de 1,000 millones de dólares ha cambiado drásticamente la cara de la ciudad más grande de Europa. Con una extensión de 300,000 metros cuadrados, el parque abrirá a finales del 2019 y espera atraer visitantes durante todo el año, protegiéndolos del invierno ruso con sus cúpulas gigantes de vidrio.