Con una personalidad jovial y haciendo gala de sus apenas 43 años, se presentó en México el autor de El capital en el siglo XXI, Thomas Piketty, quien ha sido considerado uno de los autores más importantes de los últimos tiempos en temas de economía, particularmente por su análisis de la creciente desigualdad y la multiplicada concentración de la riqueza, incluso el premio Nobel Paul Krugmann calificó la obra de este autor como el libro de economía más importante del año y tal vez de la década .

Luego de que el mes pasado se diera a conocer la versión al castellano de este trabajo, una parada obligatoria para el autor era México y a la vez era importante recibirlo, ya que la discusión que él plantea abre las puertas para un importante debate que no se ha dado en nuestro país y que pudiera repercutir en importantes políticas públicas que beneficiarían a las clases más desprotegidas.

Algunos temas que él plantea parecerían obvios, pero la trascendencia del trabajo de Piketty recae en la información y análisis de datos de tres siglos de antigüedad y de diferentes países, cosa que en el pasado muchos autores no habían podido lograr, pues simplemente las estadísticas no eran parte de las sociedades antiguas.

Tal vez aun de mayor trascendencia son los planteamientos que presenta hacia el futuro y su perspectiva de que él no es apocalíptico , pues tiene una visión optimista a diferencia de muchas personas. Tener acceso a la información es un punto que nos puede llevar a cambios importantes , dijo.

La explicación ?de la desigualdad

En una charla con motivo del 40 aniversario del CIDE, a la que acudieron alrededor de 500 personas, y en la que incluso de manera superficial (por no contar con la información) hizo referencia a México, Piketty explicó que su libro: Es una historia consistente de las diferentes tendencias observadas y hay muchos mecanismos que juegan cuando se trata de explicar la historia de la desigualdad en los países del siglo XIX, XX y XXI, pero hay una fuerza que hace surgir la desigualdad y otra que la disminuye .

Su principal conclusión es que Karl Marx y Simon Kuznets estaban mal porque Marx cree en el levantamiento de las masas por la desigualdad y Kuznets es más optimista, pero cree en la disminución de la desigualdad en una etapa elevada de desarrollo; sin embargo, hay otras fuerzas que pueden jalar a ambas direcciones y esto depende de las instituciones políticas y educativas, sectores fiscales, y cómo organizamos las relaciones de propiedad que determinan qué fuerza va a dominar , argumentó Piketty.

Podemos tener un sistema donde muchas más personas tengan acceso a la riqueza, debe haber una redistribución del capital y así generar una participación del ingreso capital (que ya se vio en épocas pasadas), esto disminuye la desigualdad y genera bienestar, pero todo depende de que las instituciones ayuden a acceder a la riqueza y al capital de una forma más progresista , aseguró.

El caso mexicano

Tratamos de incluir a México pero aún no sabemos si vamos a poder acceder a los datos fiscales a largo plazo, esperemos que se logre, pero ¿qué implica tener a este país en una base de datos?, bueno pues tener todos los datos históricos fiscales, tributarios y la información de las riquezas permite registrar las actividades de las compañías y los datos de la propiedad, todo ello útil para analizar la actividad económica , explicó Piketty sobre los datos contenidos en su libro El capital en el siglo XXI.

El investigador dijo que México es un país que tiene un impuesto al ingreso pero no hay ninguna estadística a la que se pueda acceder: Lamento no poder presentar las partes de ingresos para México, claro que se tienen que tener, para este país y para Latinoamérica, los resultados son mejores y más reales si se tiene acceso a los datos fiscales , dijo.

Argumentó que la desigualdad en este país ha crecido, pero eso ya lo sabemos. México se va a beneficiar si los datos publicados de los impuestos se dan a conocer de manera abierta; que no solamente los académicos utilicen las estadísticas y la información para hacer investigación, sino que también la sociedad lo sepa, se interese y se pueda construir confianza en el gobierno y mostrarle a la población cómo funciona el sistema tributario .

Piketty aseguró que si no se publica la información sobre el número de contribuyentes en los diferentes niveles y cómo aportan año con año, puede levantar sospecha; además, si se publican los datos en todos los niveles, incluyendo cada millón en cada categoría, ahí también podríamos darnos cuenta que el sistema tributario no funciona bien y así los ciudadanos presionar al gobierno para que se desempeñe mejor .

Concluyó que la falta de transparencia es un problema en todos los países, pero particularmente en México ha sido difícil obtener información , y aseguró que tiene el compromiso de incluir a más países y seguir aumentando la información útil para cada uno de ellos.

[email protected]