En el 2007, en el nivel más bajo de salario se concentraban 7.2 millones de mujeres y al cierre del 2006 la cifra llega a los 10 millones, casi tres millones en menos en una década.