El sector cultural europeo perdió el 31% de su volumen de negocios debido a la pandemia, según un estudio publicado el martes que destaca que esa parte de la economía representa un "peso pesado", uno de los vectores de la recuperación.

"La economía cultural es una potente palanca de exportación y de proyección de la Unión Europea: las exportaciones de bienes culturales representaron más de 28,100 millones de euros en 2017" (34,000 millones de dólares al cambio actual), afirma el informe de la red internacional de auditoría EY.

La cultura ha sido considerada como una actividad no esencial en algunas estrategias nacionales de lucha contra el Covid-19, pero "hay que anclarla en la economía", subrayó Marc Lhermitte, autor de este estudio que establece que las Industrias Culturales y Creativas (ICC) figuraban antes de la pandemia "entre los pesos pesados de la economía de la Unión Europea".

Con unos ingresos estimados en 643,000 millones de euros (781,000 millones de dólares) y un valor añadido generado de 253,000 millones de euros (307,000 millones de dólares) en 2019, las ICC representaban entonces 4.4% del PIB de la UE en términos de volumen de negocios". Es decir, una "contribución económica superior a la de las telecomunicaciones, la alta tecnología, la industria farmacéutica y la industria del automóvil".

Pero en 2020, este sector perdió "alrededor de 31% de su volumen de negocios". Si bien el "transporte aéreo es el que más sufre, las ICC registraron pérdidas superiores a las de otros sectores clave, como son el turismo y el automóvil (-27% y -25%, respectivamente)".

En particular, el estudio cifra esta caída en -90% entre 2019 y 2020 para el espectáculo en directo y en - 76% para la música.

Jean-Noël Tronc, presidente del GESAC (Agrupación Europea de Sociedades de Autores y Compositores), que encargó el estudio, dijo a la AFP temer para 2021 un "annus horribilis bis".

La cancelación del prestigioso festival inglés de Glastonbury "es una primera señal extremadamente preocupante, con un riesgo de efecto dominó porque este festival permite articular las giras europeas de artistas internacionales. Muchos actores culturales no se levantarán tras un segundo año en blanco", advirtió.

Tronc encabezará una delegación que tiene previsto reunirse con comisarios europeos para reclamar que "se impliquen en una estrategia de desconfinamiento a nivel cultural en el seno de la Unión".