El impulso a la investigación y el apoyo a programas de posgrado de calidad en México, mediante el acceso a un mayor número de títulos de publicaciones especializadas y bases de datos, es el mayor logro del Consorcio Nacional de Recursos de Información Científica y Tecnológica (CONRICYT), señaló Adolfo Rodríguez Gallardo, director general de Bibliotecas de la UNAM.

A un bienio de su arranque formal, dijo en un comunicado, se registra un aumento de las instituciones beneficiadas por sus recursos de información científica y tecnológica en formatos digitales.

El año pasado, 31 tenían acceso a Elsevier, editorial líder en la publicación de ciencia y salud en el mundo; actualmente, 72 pueden disponer de sus materiales, ejemplificó en la presentación de los avances del consorcio.

Al contar con información de alto nivel, las instancias que carecían de ella tendrán la oportunidad de consolidar sus programas, a fin de incluirlos en el padrón respectivo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), consideró.

Subrayó que el CONRICYT cuenta con suscripciones vigentes a publicaciones especializadas, al alcance de 445 instituciones de educación superior y centros de investigación públicos del país, disponibles en el sitio www.conricyt.mx, con un metabuscador para acceder con facilidad a recursos suscritos.

Entre los retos del consorcio destacan la difusión, ofrecer capacitación a los usuarios finales, así como incrementar la consulta y evaluar la utilización, para la toma de las decisiones, dijo.

Respecto de la participación de la UNAM en la iniciativa, informó que la Dirección General de Bibliotecas participa en el Comité Directivo y en las comisiones del CONRICYT, y apoya las negociaciones con los editores.

Este consorcio se estableció a partir de una carta de intención firmada en 2009 por la Universidad Nacional, la Secretaría de Educación Pública, la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, la Universidad Autónoma Metropolitana, y el Instituto Politécnico Nacional.

Además, el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados, la Universidad de Guadalajara, y la Corporación Universitaria para el Desarrollo de Internet, con el objetivo de ampliar y agilizar el acceso a la información científica -bases de datos y revistas especializadas reconocidas- en todas las instituciones de educación superior en el país.

En 2010, quedó formalmente constituido con la firma del convenio de colaboración respectivo, con la misión de fortalecer la capacidad de las IES (Instituciones de Educación Superior) y centros de investigación para que el conocimiento científico y tecnológico universal sea del dominio de los estudiantes, académicos, investigadores y otros usuarios; con ello se amplía, consolida y facilita el acceso a la información especializada digital.

ERP