Es muy probable, que aún desconociendo de nombre a Imogen Heap, hayamos escuchado alguno de sus temas en la televisión o el cine. Desde el tema de Hotel Babylon, pasando por la banda sonora de Just like heaven, hasta una versión de una canción de cuna para Six Feet Under.

La cantante nacida en 1977, tiene apenas tres discos producidos. El primero de ellos, iMegaphone que además de hacer un anagrama de su nombre, la puso en el mapa sonoro británico de 1988. Comparada injustamente con Annie Lennox, quizá porque el ex Eurythmic Dave Stewart participó en la producción de su debut.

La voz de Heap, más parecida en tono y estilo a la de Dido, descansó siete años de los estudios (salvo la participación en el dueto Frou Frou con Guy Sigsworth), hasta que Speak for Yourself, su segundo álbum como solista, cobró repentina fama cuando uno de los finales de la serie The O.C. proyectó una de sus canciones Hide & Seek al número uno de las descargas de iTunes.

Cuatro años después, Heap presenta su tercer disco Ellipse, que a pesar de haber sido lanzado en 2009, apenas se vende como novedad en México. Posiblemente porque la cantante se presentará el próximo sábado 30 en el Lunario del Auditorio Nacional.

Si en sus primeros trabajos, el estilo de Heap fue procesar su voz con efectos sonoros, sonido electrónico manipulado, y arreglos complejos con elementos de rock, pop y música dance, resulta de alguna manera reconfortante que en su tercer álbum deje eso atrás en busca de un sonido mucho más limpio.

De hecho, Ellipse de pronto parece más cercano al estilo pop desencantado y suave de Dido que a lo que Heap venía haciendo hasta entonces. Dato curioso, que la propia Heap fuera llamada para reemplazar, precisamente a Dido en la grabación del tema para la banda sonora de la primera entrega de Las crónicas de Narnia.

Ellipse es, no obstante, un disco ambicioso. Exhibiendo un rango amplio, tanto en los registros vocales como en la exploración de estilos musicales. Un producto de una grabación itinerante que pasó por estudios de Hawaii, Tailandia y las islas Fiji, por ejemplo. Arreglos que sugieren un espíritu africano, letras que llaman a la conciencia y la urgencia eco-consciente. Con un sonido ecléctico, Ellipse nunca pierde en mente que parte del éxito de Heap radica en su personalidad excéntrica, transparente en cierta afectación de sus letras y guiños sonoros en los arreglos.

El álbum fue promocionado por la propia Heap de manera viral, a través de blogs visuales en YouTube, lo que sirvió para mantener el interés mientras la fecha de lanzamiento del disco se posponía. Por lo menos hasta que el álbum entero estuvo disponible para descargarse desde su página web en agosto del 2009.

Siempre dispuesta a abordar nuevas tecnologías, Heap se ha presentado a entrevistas colectivas virtuales o realizado audiciones de chelo, cantantes y coros a distancia para elegir a solistas en su gira por Sudamérica o colaboradores para Earth , una de las canciones de Ellipse.

Desde el 30 de marzo es posible descargar Lifeline , el segundo single de un nuevo trabajo en proceso, desde su propia tienda virtual (o iTunes). Se trata de un álbum conceptual para el que hace unos días invitó a sus seguidores a enviar muestras de sonidos de la vida cotidiana. Su reto está en grabar una canción durante dos semanas, cada tres meses, y lanzarla inmediatamente de vuelta al mundo a través de la web.

twitter @rgarciamainou