El huracán Dorian, que azota las Bahamas, se debilitó ligeramente el lunes y pasó a categoría 4, pero continúa representando una seria amenaza, informaron autoridades meteorológicas de Estados Unidos.

"Dorian es un huracán extremadamente peligroso de categoría 4 en la escala de Saffir-Simpson", dijo el Centro Nacional de Huracanes, basado en Miami, en su boletín de las 15:00 GMT, precisando que sus vientos pasaron a 250 km/h. "Aunque un progresivo debilitamiento está previsto, se espera que Dorian se mantenga como un poderoso huracán en los próximos días".