Los últimos estrenos del cine estadounidense generarán un récord de ganancias para Hollywood en el año que termina.

Los Miserables y Django desencadenado hicieron que la industria obtuviera el mayor récord de taquilla de todos los tiempos, con 10,800 millones de dólares recaudados.

Es que el debut del musical Los Miserables, que protagoniza Hugh Jackman, logró recaudar 18.2 millones de dólares sólo en Navidad, sumando los cines estadounidenses y canadienses, mientras que Django desencadenado, la última creación de Quentin Tarantino (Pulp Fiction) recaudó US15 millones después de sólo un par de días de su estreno en EU.

Por ello, lo que se vislumbra es que se logre batir el récord del año con una cifra esperada de US10,800 millones (6% más que el año pasado y batiendo el récord de US10,600 millones del 2009) , dijo a Reuters Paul Dergarabedian, analista de Hollywood.com.

Además, el experto agregó que no sólo influyeron las películas en cartelera, sino también la fecha en la que se estrenaron y el marketing que fue obviamente efectivo, así como que los medios sociales continúan proporcionando un lugar para el grupo de amigos que quiere hablar sobre sus películas favoritas .

Éste fue el caso de El Hobbit, que consiguió 11.4 millones de dólares el día de Navidad, después de un estreno durante la segunda semana de diciembre que facturó casi 37 millones de dólares.

La ganadora del año

Los Vengadores se convirtió en la película más exitosa del 2012. La cinta sobre los clásicos superhéroes de Marvel recaudó 623 millones de dólares en Estados Unidos y superó los US1,500 millones en ganancias mundiales.

Los Vengadores quedó por encima de Batman: El caballero de la noche asciende, que obtuvo 448 millones de dólares, mientras que en tercer lugar quedó la última película de James Bond, Skyfall.