Lima.- Arqueólogos peruanos y extranjeros hallaron en el callejón de los Conchucos, provincia de Huari, una tumba de un guerrero preínca que tenía en el pecho incrustrada una lanza, lo que ha generado sorpresa entre los investigadores.

El hallazgo fue realizado cerca del denominado muro norte del complejo precolombino, donde seis tumbas líticas fueron abiertas para su estudio

Este descubrimiento se dio cuando los investigadores hacían excavaciones en el monumento arqueológico de Chavín.

'Este es sólo un primer paso para revelar la verdadera y fantástica historia de la cultura Chavín. Por ello es que, para este año, tenemos financiado un proyecto de excavación mayor", dijo el director del Proyecto de Investigación y Conservación de Chavín, John Rick.

Detalló que durante las investigaciones en el monumento arqueológico hallaron evidencias funerarias de la cultura Recuay, que está asentada sobre una zona ceremonial de la época Chavín, 500 a 1000 años antes de nuestra era.

De otro lado, en declaraciones a la versión digital del diario 'Perú 21' explicó que en el recinto arqueológico hay múltiples pruebas de diversos entierros.

"En lo que concierne a los restos del guerrero, posiblemente éste haya sido enterrado cuando se encontraba herido tras librar alguna batalla", añadió.

Comentó que los trabajos exploratorios se desarrollan en ocho sectores del complejo arqueológico. 'Quiero agregar que cerca de la portada de Chavín se descubrió, además, seis cráneos y varios fragmentos de vasijas de barro'.

El especialista informó que en la entrada del templo también se ubicó un mosaico hecho a base de piedra laja y al que los arqueólogos llaman 'Los murales de Chapín .