Por primera vez se encontró agua en un objeto del cinturón de asteroides, pero no en un asteroide sino en Ceres, que por su redondez y tamaño (su diámetro de 950 km lo hace el más grande de la zona) recibe el nombre de miniplaneta, como Plutón.

Observando desde el Observatorio Espacial Herschel, un equipo comandado por la Agencia Espacial Europea detectó dos nubes de agua despedidas en dos regiones de Ceres, lo que se da a conocer hoy en la revista Nature.

Durante mucho tiempo se sospechó que en Ceres abundaba el agua, quizá con una cubierta rocosa y un manto de hielo. Que el Herschel haya confirmado la presencia de agua en el cinturón de asteroides tiene implicaciones significativas en la comprensión de la evolución del Sistema Solar.

¿EL ORIGEN DE NUESTRA AGUA?

Cuando hace 4,600 millones de años se formó el Sistema Solar, su región central estaba demasiado caliente como para que el agua se condensara en los planetas interiores (Mercurio, Venus, Tierra y Marte). Se piensa que el agua llegó a estos planetas más adelante, durante un extenso periodo de intensos impactos de asteroides y cometas hace unos 3,900 millones de años.

Se sabe que los cometas contienen agua, pero no se sabía sobre los asteroides. Ahora, Herschel provee pruebas de que Ceres tiene una superficie de hielo y una atmósfera , dice Michael Küppers, de la ESA, y autor principal del estudio.

Creemos que alrededor de 6 kg de vapor de agua se está produciendo por segundo, lo que requeriría que sólo una pequeña fracción de Ceres estuviera cubierta por agua, lo que concuerda muy bien con las dos superficies que hemos localizado , refiere Laurence O’Rourke, coautor en referencia a las regiones, un poco más oscuras que el resto del planeta, que han observado.

Los científicos afirman que la explicación más directa sería que el vapor que observaron se produjera por sublimación (paso de sólido a gas) de hielo superficial, pero también se puede explicar por géiseres o volcanes.

Y pronto se espera mucha más información de Ceres, ya que a principios del 2015 la nave de exploración Dawn (atardecer) llegará a él. Dawn no tendrá la mejor oportunidad para presenciar actividad, dado que aterrizará cuando Ceres está alejado del sol, pero está equipada con instrumentos que pueden detectar agua y elaborarán un mapa detallado del mini planeta, indicó la encargada de proyectos científicos de la nave, Carol Raymond.

Saber ya que hay agua hace que Ceres sea más emocionante de explorar , expresó Michael Küppers.

Ceres es distinto al primer objetivo de Dawn , Vesta, el segundo objeto más grande en el cinturón. Vesta es seco y rugoso. Fue golpeado por asteroides más pequeños y algunos de sus desechos cayeron en la Tierra. (Con información de AP y ESA)