Del 21 al 23 de mayo se realizará el 3er. Congreso Nacional de Teatro en el Centro Cultural Helénico, que reunirá a delegados de las 32 entidades federativas del país y representantes de las diferentes disciplinas teatrales para hacer un análisis de las condiciones actuales y trazar ideas y proyectos que ayuden al desarrollo de las artes escénicas.

“Mucha gente que hace teatro está en un estado precario, es común escuchar que si no ganan una beca no tienen para subsistir”, nos dice Eloy Hernández, quien, junto a Micaela Gramajo, Ana Francis Mor, Bryant Caballero y Aristeo Mora, forma parte del comité organizador. Eloy prosigue: “De entrada servirá para hacer un censo y empezar a llevarse tarea. No sabemos ni cuántos somos ni cómo estamos trabajando, entre otras cosas. Con el diagnóstico que obtengamos veremos si necesitamos una ley nacional de teatro o una ley de mecenazgo”.

El congreso girará en torno a tres ejes: leyes, redes y educación, de los cuales se desprenderán temas como: perspectivas de construcción de paz, derechos de la infancia y la juventud, derecho a la salud, derechos humanos, derechos LGBTTTIQA, derechos de las personas migrantes, equidad y feminismo, diversidad e inclusión indígenas y vida laboral digna. Habrá ponencias, presentación de proyectos y un laboratorio teatral.

A su vez, dichos ejes se engloban en un contexto de paz y no violencia. Y es que el 2017 fue declarado como el año más violento, así que los organizadores pensaron que era indispensable hacerse las siguientes preguntas: ¿Cómo nos encontramos como comunidad en medio de la barbarie? ¿Nuestras lógicas organizativas están inmersas en la violencia? ¿Nuestro hacer político es contrario a la construcción de paz? ¿Cómo se crean condiciones de paz desde y con el teatro?

Dentro de las ponencias que encontramos están: “Usar el teatro como herramienta contra la violencia de género con jóvenes en situaciones extraordinarias”; “Mi derecho al teatro, mi derecho a la libertad”; “Construcción de paz dentro de la comunidad teatral”; “Premios, honores y distinciones”, y “Hacia la política de formación de públicos en contextos urbanos”; “Una revisión de mejores prácticas y herramientas de difusión”, entre otras.

Esta es la primera ocasión en la que el Congreso Nacional de Teatro se desvincula de la Muestra Nacional de Teatro: “En la muestra se ve lo poético, pero en un congreso se ven políticas públicas. Y son cosas distintas”, comenta Eloy. Lo anterior tiene como objetivo pluralizar el encuentro a través de un esquema que permita un diálogo más abierto, donde confluyan voces de las diferentes latitudes del país y ayude a perfilar los lineamientos para un ejercicio integral de la labor teatral en el contexto social. Todos los estados de la República tendrán representación en el congreso.

El 3er. Congreso Nacional de Teatro es una iniciativa de la Secretaría de Cultura, a través de la Coordinación Nacional de Teatro del INBA, en colaboración con el Centro Cultural Helénico.

La programación completa se puede visualizar en los sitios web de la Coordinación Nacional de Teatro y del Centro Cultural Helénico: www.teatro.inba.gob.mx y www.helenico.gob.mx

@faustoponce