Las entidades federativas de la zona centro son las más beneficiadas, ya que ésta tiene mayores ingresos por el Fondo General de Participaciones.