Google abrió por primera vez al público una parte del interior de sus enigmáticos centros de datos. El gigante de Internet muestra los lugares físicos donde se encuentran los correos de Gmail y su motor de búsqueda.