El descontento de la ciudadanía con la medida tomada por el gobierno federal ha servido para articular varios focos de resistencia a lo largo y ancho del territorio nacional. Las medidas tomadas por los manifestantes van desde el bloqueo de carreteras, hasta la toma de casetas y de gasolineras. La respuesta de las autoridades ante las manifestaciones de descontento han consistido en liberar bloqueos, lo que se traduce en enfrentamientos con la ciudadanía.