Dos sociólogos, el polaco Zygmunt Bauman y el francés Alain Touraine, ganaron el premio Príncipe de Asturias a las comunicaciones y las humanidades por sus contribuciones al pensamiento moderno, anunció el jueves la fundación organizadora.

Bauman y Touraine son ``dos de los más altos representantes del pensamiento europeo actual'', dijeron las Fundaciones Príncipe de Asturias al otorgarles el premio.

Se acredita a los dos sociólogos el análisis de los cambios en las estructuras sociales contemporáneas y haber ``desarrollado conceptos clave para la comprensión de cuestiones fundamentales de nuestro tiempo''.

Touraine obtuvo una beca Rockefeller de la Universidad de Harvard y en 1956 fundó el Centro de Investigación para la Sociología del Trabajo en la Universidad de Chile.

Acuñó el término ``sociedad postindustrial'' y publicó 20 libros en los que exploró la ``sociología de acción'' y el análisis de los movimientos sociales.

Se opuso enérgicamente al movimiento político neoliberal de la década de 1990 y propugnó un movimiento social contra la globalización, que a su juicio fragmenta a la sociedad y promueve el individualismo.

Bauman nació en Polonia pero adquirió la ciudadanía británica. Se mudó a la Unión Soviética a comienzos de la Segunda Guerra Mundial y después regresó a enseñar a la Universidad de Varsovia hasta que se exilió por motivos políticos en 1968.

Enseñó en la Universidad de Tel Aviv y en universidades de Estados Unidos, Australia, Canadá y actualmente Gran Bretaña.

Su análisis de los vínculos entre modernidad, nazismo y comunismo le valieron aclamación internacional.

Investigó conceptos como modernidad líquida, que define la era contemporánea como período de cambio y movimiento constante en que los individuos carecen de marcos de referencia consistentes.

Sus teorías son una influencia importante en el movimiento contra la globalización.

La fundación entrega ocho premios cada año en disciplinas que van de las artes a las humanidades y la investigación científica.