La quinta edición del Festival Internacional de Danza Contemporánea de la Ciudad de México (FIDCDMX), a llevarse a cabo de manera gratuita del 6 al 16 de agosto, será un parteaguas en la aproximación al regreso de la vida pública de manera prudente, pero contundente. Así lo expresó este miércoles Rodrigo González, director del encuentro, en conferencia de prensa vía remota, donde anunció que este será uno de los pocos festivales en el mundo que se efectuarán con la presencia de los artistas, quienes ofrecerán sus piezas sobre los escenarios mexicanos, pero con la ausencia del público, que podrá presenciar las funciones a través del canal oficial del festival, de danzanet.tv y la señal de Capital 21.

Bajo los protocolos de higiene y distanciamiento, implementados por las autoridades de salud y cultura, más de 35 artistas escénicos de Venezuela, Japón, España, Chile, Egipto y México se concentrarán en la Ciudad de México durante los 10 días del festival. Las presentaciones serán para solistas o duetos sobre el escenario a fin de garantizar la seguridad de las partes.

Las sedes serán el Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris”, el Teatro de las Artes del Centro Nacional de las Artes (Cenart), el Centro Cultural España y el Centro Cultural Teopanzolco, en Cuernavaca, Morelos. Todas las funciones se transmitirán en vivo, excepto por aquellas que tengan lugar en el “Esperanza Iris”, que serán grabadas con un día de anticipación. Algunos de los participantes serán Félix Oropeza (Venezuela), Tomo Sone (Japón), Butoh Painting (México), Mounir Saeed (Egipto) y Rosario Armenta (México). La coreógrafa Claudia Lavista recibirá un homenaje y la Medalla “Luis Fandiño”.

“Este regreso es un aporte fundamental para acercarnos de manera prudente a un regreso saludable”, explicó Rodrigo González. Agregó que, para garantizar la seguridad e higiene de los bailarines, técnicos, personal de producción y de los espacios, “las presentaciones se harán de manera escalonada, no estarán todos los participantes al tiempo sino que van a llegar en el momento en el que se tengan que presentar. Contaremos con el personal mínimo e indispensable para los apoyos técnicos. Estamos ajustando los requerimientos para que no haya más personas de aquellas cuya presencia sea fundamental”.

Por su parte, Haydée Boetto, creadora escénica y directora de Programación Artística del Cenart, explicó que cada espacio cultural ha desarrollado un protocolo de seguridad específico basado en las instrucciones de las autoridades de Cultura.

“Lo haremos desde la entrada, con tapetes sanitizantes, la desinfección de los materiales, el personal mínimo indispensable, la distancia, la actuación escalonada de los participantes. Seguiremos de manera muy precisa las indicaciones. Mucha gente seguirá trabajando alrededor de las transmisiones, pero a distancia, desde su casa. Esto todavía no es un regreso a las actividades. Se trata de seguir alimentando los contenidos digitales de las plataformas de nuestros centros culturales. Es importante tener contenidos propios en los que haya una colaboración entre los artistas y la institución para poder reconstruir esto. No sabemos cómo va a ser en el futuro, pero estamos probando”.

Finalmente, el director del festival explicó que habrá toma de temperatura antes de ingresar a los foros y garantizó que en todos los recintos hay claridad de que se aplicarán pruebas de Covid-19 para todos los que tomen parte de las funciones. Los gastos que deriven de estos procesos de seguridad serán compartidos entre la organización del festival y las distintas sedes.

Para consultar el programa, ingresar a la página http://fidcdmx.com/