Durante la ceremonia en la que entregó el Premio México de Ciencia y Tecnología 2011 al español Carlos López Otín, el presidente Felipe Calderón admitió que falta mucho para construir el sistema científico que requiere el país.

Falta mucho, dijo, para que México cuente con los presupuestos acordes a los parámetros internacionales de ciencia y tecnología.

Pidió a legisladores que antepongan el presupuesto a este sector en vez de destinarlo a intereses sectoriales que son los predominantes en la determinación de las prioridades presupuestales .

Y, sobre todo, (falta) que la sociedad comprenda y que la clase política y el Congreso puedan hacer suyas estas metas y las puedan anteponer, antes que a los propios intereses sectoriales , sentenció.

Precisó que entre el 2007 y el 2012, el presupuesto federal en ciencia y tecnología pasó de 44,000 a cerca de 60,000 millones de pesos. Calderón Hinojosa, por otro lado, galardonó al doctor Carlos López Otín, profesor de Biología Molecular y Bioquímica de la Universidad de Oviedo, España.

Fue reconocido por sus contribuciones en el estudio de las proteasas, proteínas que degradan a otras proteínas en procesos patológicos, especialmente, en el cáncer y en el envejecimiento prematuro, explicó Jorge Flores, coordinador general del Consejo Consultivo de Ciencias de la Presidencia.

López Otín dijo que ha comenzado con el estudio de genomas completos de pacientes con cáncer porque es la manera más global de iniciar una nueva era en la investigación oncológica .

He pasado durante todo este tiempo intentando profundizar en algunos de los secretos de la vida y de las enfermedades humanas a través de la investigación detallada de unas pocas, elegantes, gigantes macromoléculas biológicas, proteínas, ácidos nucleicos , comentó el galardonado.

tania.rosas@eleconomista.mx