El Rey falleció después de estar internado a causa de una pulmonía; En su lugar fue nombrado el Príncipe Salman nuevo Rey de Arabia Saudita.