Con las siguientes medidas las empresas pueden reducir hasta 20% del consumo de gasolina o diesel.