Guadalajara, Jal. En enero pasado, Abril Pérez Sagaón denunció a su exesposo Juan Carlos García de golpearla con un bate mientras ella dormía. El agresor fue sometido a prisión preventiva por tentativa de feminicidio. Sin embargo, los jueces Federico Mosco González y Luis Alejandro Díaz Antonio determinaron reclasificar el caso, toda vez que, resolvieron, no calificaba como tentativa de feminicidio sino como lesiones y violencia doméstica, por lo que el agresor, exdirector de Amazon México, fue liberado el pasado 8 de noviembre.

Abril fue asesinada a balazos el 25 de noviembre. Su agresor es el principal sospechoso. El asesinato de Abril coincidió con la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. El pasado viernes, ambos jueces fueron separados de sus cargos.

En ese contexto, la 33 edición de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL Guadalajara) se ha convertido en un foro para conversar sobre los desafíos y desaciertos para la mitigación de la violencia de género, toda vez que este dio cabida al Foro Internacional: Retos en Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario que, precisamente, inició su programa con la conferencia magistral “Violencia de género”, impartida por Daira Arana Aguilar, coordinadora del Centro Feminista de Investigación Social y especialista en seguridad y militarización.

“Llama la atención el fallo del juez cuando dice que un bate no es un arma letal y que, si la hubiera querido matar, lo hubiera hecho cuando ella estaba despierta y no dormida. Esto refleja la violencia que viven las mujeres dentro de su casa, pero también la violencia que viven desde el sistema político y el sistema de justicia”, expresó la especialista.

Agregó que concentrar la atención en los delitos que parecen más graves y dejar fuera otros delitos que parecen de baja intensidad, se está dejando de comprender por qué se violenta y se mata a las mujeres en un país como México, que, a pesar de haber firmado y ratificado todos los instrumentos en materia de derechos humanos, tiene muy pocos avances.

Explicó que hay muchos tipos de violencia hacia las mujeres, algunas de ellas sutiles y normalizadas, pero igual de nocivas, como la violencia patrimonial, la psicológica (“no eres capaz”; “estás en tus días, por eso no piensas bien”; “estás loca”) o la percepción salarial inferior a los hombres (33% inferior, en promedio).

“Muchas veces, cuando se piensa en abordar temas desde la perspectiva feminista, en el argot popular se piensa que sólo es un enfoque hacia las mujeres y la realidad es que no. El sistema patriarcal genera estas grandes desigualdades entre hombres y mujeres que afectan de formas muy particulares a cada uno”.

Instó a que tanto hombres como mujeres reflexionen sobre los roles de la sociedad para evaluar cómo evitar la perpetuación de los distintos tipos de violencia de género, desde lo más básico: “Qué cosas corresponde hacer o dejar de hacer para lograr una sociedad plena de derechos y erradicar la idea de que el cuerpo de las mujeres es lo único valioso”.

Hizo énfasis en que hay errores desde lo más esencial, por ejemplo, la manera en la que se utilizan los conceptos, como el comúnmente denominado combate a la violencia contra las mujeres.

“¿Cómo se combate la violencia hacia las mujeres? ¿Por qué seguimos utilizando estos discursos totalmente militarizados? Todo lo vemos como una amenaza y, por lo tanto, lo queremos neutralizar bajo una estrategia militar. ¿Eso cómo se hace con la violencia de género o la violencia hacia las mujeres? ¿Cómo combates un feminicidio y, si lo haces, funciona a largo plazo? Todos estos temas los hemos centrado en una perspectiva punitiva y muy cortoplacista”, sentenció.

Daira Arana Aguilar

Daira Arana Aguilar es coordinadora del Centro Feminista de Investigación Social. Es licenciada en Relaciones Internacionales por la Universidad Nacional Autónoma de México, especialista en seguridad y militarización, candidata a maestra en Asuntos Internacionales por la Universidad Anáhuac Campus Norte. Ha trabajado con fuerzas armadas y de seguridad de México y Centroamérica, sensibilizando a sus integrantes respecto a la importancia del respeto y la aplicación de los derechos humanos.

[email protected]