El Museo Judío de Berlín se expandirá para satisfacer la creciente demanda para la investigación y educación.

El museo agrupará sus archivos, biblioteca y centro educativo bajo un mismo techo, al otro lado de la calle del edificio principal creado en zigzag por el arquitecto Daniel Libeskind.

El nuevo edificio, construido en el siglo XIX para un mercado de flores, atravesará una renovación de 10 millones de euros (12.7 millones de dólares) bajo la dirección de Libeskind. Se espera que el trabajo esté listo para finales del 2011.

El centro educativo queda actualmente en un edificio separado mientras que el acceso a la biblioteca y los archivos sólo se permite mediante inscripción previa.

Unas 100,000 personas ahora usan los centros de investigación y educación, el doble que cuando el museo abrió en el 2001. El museo recibió 755,000 visitantes el año pasado.