Para conmemorar el centenario luctuoso de Amado Nervo, la productora Serebroz, de Sergio Zermann, comenzará la producción de la adaptación de la novela El donador de almas, bajo la dirección de Ro Banda y dramaturgia de Adrián Chávez.

Miguel Conde, actor principal de la obra, quien interpreta a Rafael Antiga, dijo a El Economista que la novela “es un texto que nos habla de la búsqueda del ser humano para encontrarse a sí mismo, para encontrar el amor y el alma; lo que representa el motor en los individuos y a lo que nos dedicamos desde que nacemos”.

Una narrativa poco conocida

El donador de almas está basada en la novela original del escritor y diplomático mexicano Juan Crisóstomo Ruiz de Nervo Ordaz (Amado Nervo), nacido en Tepic en 1870, y de quien se conoce un estilo cercano al movimiento modernista. Fue, además, miembro de la Academia Mexicana de la Lengua y según los realizadores de esta producción es un escritor mexicano bastante “adelantado a su tiempo”.

Con una dramaturgia a cargo de Adrián Chávez, la intención de la obra es acercar al público a conocer a uno de los poetas más complejos y con un reconocimiento poco destacado en el mundo de las letras, a 100 años de su muerte, su obra sigue sembrando dudas y aplicando a situaciones de tiempos posmodernos.

“Casi siempre, cuando pensamos en Amado Nervo, lo primero que viene a nuestra mente es su poesía, y además pensamos en un tipo muy particular de poesía, cuando leí sus novelas encontré a otro Nervo, que era uno que se provocaba a sí mismo, que se reía de sí mismo y creo que en ese cuestionamiento está la relación de su novela con nuestra realidad mexicana, porque la obra al final, desde la dramaturgia y desde la dirección, es un juego metatextual y metateatral que trata de emular una mirada hacia adentro”, expresó el dramaturgo.

Esta producción se hará posible gracias a 16 personas, cuatro actores en el escenario y 12 más que tras bambalinas vigilarán la realización y cada una de las 10 funciones que se presentarán en el Teatro La Capilla desde el 29 de enero hasta el 2 de abril, a las 8 de la noche.

La imposibilidad de relacionarnos

Uno de los ejes fundamentales de El donador de Almas es la relación con el otro. “Tenemos miles de contenidos en la televisión, las series y el cine, que salen todos los días, y que nos dicen cómo relacionarnos con el otro, cómo acercarnos al amor, en este clásico retomamos la incógnita de todos los tiempos y con una identidad tan mexicana y tan costumbrista como lo es Amado Nervo”, comentó el director Ro Banda.

En la puesta, Rafael Antiga es un médico sobresaliente y solitario que un día recibe un regalo de su protegido, el poeta, Andrés Esteves quien le obsequia el alma de una muchacha, de nombre Alma, encerrada en un convento. Al experimentar con ella, Rafael aumenta sus talentos de diagnóstico médico que lo convierte en un profesional de talla profesional; pero que la cercanía con Alma lo hace desarrollar una relación mística y con una carga de deseo que nunca puede materializarse.

[email protected]