Guadalajara.- Con un balance positivo cierra hoy la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), que tuvo en los autores británicos Irving Welsh, Salman Rusdhie, Anne Fine, Andrew Motion y en los mexicanos Elena Poniatowska, Lidya Cacho o Fernando del Paso, su mayor éxito.

Al hacer un recuento sobre las actividades del encuentro literario, su directora Marisol Schultz comentó que si bien no existe una lista oficial, varios de los libros de los escritores británicos antes mencionados se agotaron; igual que de autores nacionales, como Lidya Cacho, que arrasó, y Elena Poniatowska.

Raúl Padilla López, presidente de la FIL de Guadalajara, expresó su beneplácito por esta edición que fue visitada por más de 792,000 personas, más de 82,000 de las cuales acudieron a 168 foros, y dio a conocer que la del año próximo tendrá como invitado de Honor a América Latina.

NOTICIA: ¿Puede el hombre más rico de México ser una buena persona?

Hemos decidido que el invitado de honor sea América Latina, con el objetivo de fortalecer los lazos que creamos con nuestros hermanos latinoamericanos, que ya han visitado la feria como invitados, pero también como una manera de abrir las puertas a aquellos que vendrán a la FIL por primera vez con ese distintivo , dijo Padilla.

Precisó que la 29 edición en la que se tuvo una presencia de más de 1,983 casas editoras de 44 países, distribuidas en 40,000 metros cuadros de exposición y la presencia de 650 autores representantes de 24 lenguas, tuvo ventas estimadas en 42 millones de dólares, contra un costo de 92 millones de pesos.

Cada jornada de la feria fue un verdadero festín para todos los que disfrutamos del placer de la lectura y a quienes participamos en debates y la reflexión que tuvieron lugar en los diferente salones , dijo, al tiempo que recalcó que la FIL fue un espacio privilegiado de encuentro para autores y lectores.

NOTICIA: Latinoamérica, lista para industrias culturales

Padilla también destacó de manera particular la segunda visita del escritor Salman Rushdie, así como la entrega del Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances al español Enrique Vila-Matas; de igual manera hizo énfasis en la apertura de la FIL para acoger a otras áreas del conocimiento, como la divulgación científica, a través del programa La FIL También es Ciencia.

Por otra parte, el presidente de la FIL también explicó que la feria continúa con su visión como formadora de lectores a través de FIL Joven, espacio en el que muchachos de preparatoria pudieron encontrarse con Enrique Vila-Matas y Enrique Krauze.

En este espacio para la literatura y los negocios del mercado editorial, señaló que este año se dieron cita en la feria 20 mil 517 profesionales del libro; mientras que el Salón de Derechos recibió a 125 empresas, procedentes de 27 países, que tuvieron en la FIL alrededor de 3,600 citas de negocios.

NOTICIA: E-book: ¿contrincante o aliado del libro?

Por su parte, el embajador del Reino Unido en México, Duncan Taylor, agradeció a la FIL por la hospitalidad al ser el invitado de honor este año y sostuvo que su pabellón fue el mejor de las anteriores ferias del libro.

El pabellón fue algo extraordinario, el flujo del público en los eventos, fue muy bien pensando , indicó al tiempo que en tomo bromista expresó a Raúl Padilla que tuvo que convocar para el siguiente año, a todo un continente para superar la presencia de la delegación británica.

Llegamos no solo al final de la FIL, sino del Año Dual en el cual fue una celebración del Reino Unido en México, y México en el Reino Unido, y tras nueve días, estamos cansados pero muy contentos , dijo el diplomático, tras compartir su experiencia en la FIL.

NOTICIA: ¿Cómo se firma un libro electrónico?

Asimismo, calificó el encuentro de literario de extraordinaria , con cerca de 800,000 visitantes, y refirió que su delegación realizó más de 200 eventos con la presencia de destacados autores británicos.

mfh