De acuerdo con el reporte de género 2017, elaborado por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus sigla en inglés), una década de progreso lento pero constante para mejorar la paridad entre hombres y mujeres se ha estancado en 2017; por primera vez desde el inicio de esta publicación hace diez años.

Se habla de un 0.8% de retroceso para este año, quedando en un 68% en su promedio mundial.

El WEF aseguró que terminar con la desigualdad entre ambos géneros tardará al menos 100 años, con el ritmo actual con el que se combate el problema.

Además se estimó que el mundo puede sumar 5.2 billones de dólares al Producto Interno Bruto (PIB) global en 2025 si se llegará a cerrar la brecha de género en cuanto a participación económica en 25%.

En la medición internacional, Islandia (el mejor posicionado con 88%), Noruega, Finlandia, Ruanda, Suiza y Nicaragua (único país latino en el top10), encabezan el conteo. En el lado opuesto están Yemen, Pakistán y Siria con las peores desigualdades entre el género femenino y masculino.

“La desigualdad de género priva al mundo de un enorme recurso de talento sin explotar en un momento en que es tan importante para abordar los enormes desafíos y las fuerzas distintivas que enfrentamos. Superar los prejuicios, invisibles o no, que nos impiden cerrar la brecha de género representa un imperativo tanto económico como moral”, dijo Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del WEF.

Latinoamérica y México

En el plano local, las naciones latinoamericanas que más han combatido la desigualdad entre hombres y mujeres son Nicaragua, Bolivia, Barbados, Cuba y las Bahamas. Los últimos lugares regionales los encabezan Surinam, Brasil, Paraguay y Guatemala.

La región de América Latina y el Caribe tiene una brecha de género restante promedio del 30 %.

Brasil es uno de los cinco países que ha cerrado por completo su brecha de género en el indicador educativo, a pesar de encontrarse en el puesto número 90 del Índice en general. Los países de menor rendimiento en la región son Paraguay (96) y Guatemala (110). De los 24 países cubiertos por el Índice en la región este año, 18 han mejorado su puntaje general en comparación con el año pasado, mientras que seis han retrocedido.

Para México el panorama es complicado; ocupa el quinto lugar de los países con la peor brecha de género en América Latina y en el ranking se posicionó en el lugar 81 de 144 naciones evaluadas en cuatro ejes: participación y oportunidades económicas, acceso educativo, salud y supervivencia y empoderamiento político.

Durante 2006, nuestro país se ubicaba en el puesto 75 en cuanto a la brecha de género. La situación empeora en participación económica y oportunidades, pues hace 10 años ocupaba el puesto 98 y hoy ha caído hasta el 124. Por ejemplo, mientras que una mujer mexicana gana 11,861 dólares anuales, un hombre recibe 23,913 dólares cada año por el mismo empleo, según el documento.

Sin embargo, en cuanto a sus políticas de empoderamiento, México ha escalado del puesto 45 al 34.

[email protected]