La manifestación en contra de las medidas de austeridad anunciadas por el gobierno de Mariano Rajoy terminó en un violento choque entre mineros y policías.