El presidente de la Fundación Juan Rulfo ha calificado a Había mucha neblina o humo o no sé qué como un libro ‘difamatorio’. Yo discrepo de su opinión, por supuesto. Es necesario leer más, y no leer menos, a Rulfo , señala la escritora Cristina Rivera Garza.

Víctor Jiménez, director de la Fundación, informó el jueves pasado a la UNAM la cancelación de su participación en la Fiesta del Libro y la Rosa 2017 dedicada a Rulfo.

Le ruego suspender la presencia de cualquier material con imágenes y el nombre (sic) de Juan Rulfo que tuviesen previsto desplegar en el recinto .

La Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM lamentó profundamente la decisión. Y el viernes, Jorge Volpi, su titular, compartió el texto de Rivera Garza.

Hay muchos años de trabajo y cariño detrás de Había mucha neblina o humo o no sé qué. Más que un libro sobre Rulfo lo he dicho ya varias veces en presentaciones y entrevistas es un libro que, moviéndose alrededor o a través de Rulfo, invita al lector a tocar el territorio de un país en vilo. Así es: uno piensa que va en busca del pasado y lo que encuentra a cada rato es esa cara a la vez irresuelta y esperanzada, precaria y atroz, del presente .

La Fundación Juan Rulfo ha minimizado la cancelación de su participación en la UNAM. Víctor Jiménez explicó que todo lo que tenía que decir del libro de Cristina Rivera Garza ya lo hizo en Portaldeletras.com en un texto donde la molestia principal son dos erratas de la escritora.

Es ya un lugar común decir que sobre Juan Rulfo se ha escrito mucho, pero a veces se omite agregar que también abunda lo malo, ya sea viejo o nuevo, como demuestra algo que la señora Cristina Rivera Garza quiso titular con una cita de Pedro Páramo. La frase elegida por Rivera es Había mucha neblina o humo o no sé qué .

En su texto, Jiménez asegura que Rivera se presenta como académica y no hay prueba de ello en esta novedad editorial, que ha merecido una flaca recepción, reproduciendo el fiasco que su editor, el señor Ricardo Cayuela, montó hace poco con el nuevo inédito de Roberto Bolaño, lo que quizá merecería que lo jubilen de la editorial transnacional donde trabaja .

Por su parte, Cristina Rivera Garza escribe en su carta de su pasión por Juan Rulfo: Aposté ahí, en ese libro, a la escritura en plural, una escritura que se vale por igual de las herramientas de la investigación histórica o de los métodos de la etnografía, así como de las estrategias propias de la ficción, para construir un texto colindante, entre géneros, con/ficcionado en compañía de tantos otros y otras. Sigo pensando que el libro comunalista es posible. Que es deseable .

En Había mucha neblina o humo o no sé qué ofrecí a mi Rulfo mío de mí: uno entre los muchos otros que ya existen y entre los otros tantos que seguirán existiendo si continuamos con su lectura. Mi Rulfo mío de mí que no intenta ni sustituir al tuyo ni eliminarlo, sino más bien multiplicarlo, expandirlo .

La UNAM prometió dar a conocer el nuevo programa con algunas modificaciones. El domingo 23 se realizará la presentación de Había mucha neblina o humo o no sé qué.

vgutierrez@eleconomista.com.mx