La primera cabeza intacta de un lobo adulto de la Edad de Hielo fue encontrada en Siberia. Se calcula que el mamífero que cohabitaba con mamuts vivió en el Pleistoceno, hace más de 30,000 años.

El hallazgo fue estudiado por investigadores en Rusia, Suecia y Japón, y fue presentado al público en una exhibición en el Museo Nacional de Ciencia e Innovación de Tokio.

La cabeza tiene 40 cm de largo y es mucho más grande que la de un lobo actual, que mide entre 23 y 28 cm.

La cabeza del lobo fue encontrada en 2018 en la misma región, en el río Tirekhtyakh, por buscadores locales de colmillos de mamut.

Luego de que China prohibiera el comercio de estatuillas y otros productos de marfil de colmillos de elefantes, los buscadores de colmillos de mamut en el permafrost siberiano vieron la oportunidad de un negocio lucrativo.

David Stanton, investigador en paleogenética evolutiva del Museo de Historia Natural de Ciencias de Suecia, fue uno de los científicos que determinó la edad de la cabeza hallada en Siberia.

"Hicimos datación por radiocarbono de un trozo de tejido con una compañía estadounidense llamada Beta Analytic", explicó Stanton a BBC Mundo.

"La antigüedad que determinamos fue de entre 32.560 años y 31.480 años (con un 95% de certeza). Otro equipo independiente llegó al valor de 32.705 a 31.690 años. Así que podemos decir con confianza que el espécimen tiene una antigüedad de 32.000 años, con un margen de error no mayor de 500 años", detalló.

Los científicos estudiarán ahora el ADN del animal, para compararlo con el de los lobos actuales.