A junio de este año, la entidad se colocó como la pimera en la relación de la deuda y las participaciones federales, con 250.3 por ciento.