La cadena cinematográfica Cinemex abrirá 200 salas este año en el país, con el fin de consolidar su presencia en el mercado mexicano, dijo Jaime Rionda, director de Operaciones de la compañía.

Amanecemos en un 2014 muy ilusionados y optimistas, con todas las ganas de seguir creciendo y seguir consolidándonos en México , refirió el directivo. Y es que dice que el año pasado fue un gran año para la compañía, ya que lograron récords de asistencia y se afianzaron en la industria de exhibición del país.

Agregó que parte de los proyectos ya están firmados y se encuentran en proceso de construcción. Dicho proyecto cubrirá 12 estados de la República y ciudades como Cancún, Veracruz, Tijuana, Cozumel y Distrito Federal, entre otras.

Cabe recordar que en noviembre del año pasado, el pleno de la Comisión Federal de Competencia Económica (CFCE) resolvió por mayoría de votos revocar la resolución emitida por la extinta Comisión Federal de Competencia, que había negado la autorización para la concentración entre CInemex y Cinemark.

Así, Cinemex, propiedad del empresario Germán Larrea, logró hacerse de los 31 establecimientos y las 290 salas de cine que mantenía la cadena estadounidense en México.

Por otra parte, Jaime Rionda expresó que no se encuentran interesados en incursionar en el negocio de video bajo demanda. En su momento se consideró la idea y no, nuestro negocio es la exhibición y las salas de cine , añadió que al ser un modelo de negocio completamente diferente se descartó la idea.

No obstante, expresó que sí podrían estar contemplando incursionar en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) en un mediano plazo. Es una opción que siempre es importante, como cualquier empresa grande te da ilusión salir a Bolsa, podría pasar en unos siete a ocho años dijo.

CINEMEX VISTE PLATINO

Sobre sus formatos de salas Platino, el directivo refirió que han tenido muy buenos resultados, pues pese a tener un precio más alto que las salas convencionales, los asistentes cuentan con servicios de valor agregado.

Encontramos gente que está dispuesta a pagar un poco más por asientos cómodos, servicio a la butaca y un menú más amplio del que tenemos tradicionalmente , explicó el Director de Operaciones.

claudia.tejeda@eleconomista.mx