El cineasta mexicano Jaime Humberto Hermosillo (Aguascalientes, 1942), considerado como uno de los creadores más prolíficos, referenciales y polémicos del cine mexicano, falleció este lunes en Guadalajara, Jalisco, a la edad de 77 años.

Con cuatro décadas de trabajo, responsable de cintas como La pasión según Berenice (1975), Antes del desayuno (1975), Naufragio (1977), El verano de la señora Forbes (1988), de la mano de Gabriel García Márquez, y La tarea (1990), el realizador, por adopción tapatío, puso sobre la pantalla discusiones sociales, sexuales y morales, con las que el séptimo arte mexicano estaba en deuda.

Jaime Humberto Hermosillo fue maestro de distintas generaciones de cineastas. Uno de sus pupilos más notables es el aclamado director Guillermo del Toro, quien trabajó en la producción de la cinta Doña Herlinda y su hijo (1984), que fue protagonizada por la actriz Guadalupe del Toro, madre del ahora ganador del Oscar, quien expresó su sentir ante la muerte del cineasta.

“Falleció mi maestro, uno de los grandes y una de las personas que transformaron la cultura fílmica en Guadalajara. Jaime Humberto Hermosillo, siempre, un hombre digno, valiente, transgresor y coherente. Ver La pasión según Berenice me hizo creer que se podía ser cineasta en provincia”, escribió Guillermo del Toro en sus redes sociales para despedir al maestro.

Alejandra Frausto, titular de la Secretaría de Cultura escribió:

“Murió Jaime Humberto Hermosillo, uno de nuestros grandes cineastas. Películas como La tarea, Naufragio o María de mi corazón son parte esencial de la filmografía nacional. Descanse en paz. He instruido al Imcine y a la Cineteca Nacional para que preparen el homenaje que merece”.

Las películas de Jaime Humberto Hermosillo en esa época iban más allá de los problemas situacionales simples y eran, más bien, entramados de temas sociales tan complejos como la realidad misma.

[email protected]