Trabajadores del panteón San Nicolás Tolentino, en Iztapalapa, reciben el cadáver de una víctima de COVID-19, para ser cremado en uno de los cuatro hornos del lugar. En el crematorio del panteón los cuerpos ingresan en féretro y otros en bolsas mortuorias. En promedio se creman 9 cuerpos de los 14 que tiene capacidad el lugar. Suman ya 1,569 muertes por Covid-19 y 16,752 contagiados.