Cientos de símbolos de ciudades y países de todo el mundo como el Big Ben de Londres, la Gran Muralla china y la Torre de Tokio apagaron sus luces el sábado como parte de una iniciativa global para llamar la atención sobre el cambio climático.