Resultaron muy exitosas las transmisiones en vivo al Auditorio Nacional de la ciudad de México desde el Metropolitan Opera House de Nueva York, temporada 2011-2012, que reportan una asistencia total de 55,445 personas a sus 11 producciones, mismas que se llevaron a cabo del 15 de octubre del 2011 al 14 de abril del 2012.

De acuerdo con datos proporcionados por el Auditorio Nacional, de este total, 58% corresponde a adultos mayores de 40 años; aunque la grata sorpresa es la concurrencia de jóvenes (18%) menores de 25 años.

Tenemos también que la ópera más popular de las 11 que se presentaron fue La Traviata (con 5 847 espectadores en una sola función) y a la que le siguieron seguramente por los cantantes Anna Bolena, con la soprano Anna Netrebko en el papel protagónico (5 475 asistentes) y Don Giovanni, en la que participó el tenor mexicano Ramón Vargas (5 322 personas).

También sorprende gratamente la asistencia que se dio en los recintos de los estados de la República a los que se retransmiten las óperas desde el Auditorio Nacional en el marco del proyecto The Metropolitan Opera HD Live: más de 15, 000 personas (reporte preliminar). Esto se dio en Teatro Diana (Guadalajara), Teatro Macedonio Alcalá (Oaxaca), Auditorio de la Universidad del Caribe (Cancún), Teatro del IMTA (Cuernavaca), Forum Cultural Guanajuato (León), Auditorio Luis Elizondo (Monterrey), Centro Cultural Paso del Norte, Ciudad Juárez, Chihuahua, Teatro Victoria (Durango), Centro Cultural Universitario Bicentenario (San Luis Potosí).

Incluso las pláticas previas a la presentación de cada ópera desde el Met de NY que ofrece aquí en México el maestro Sergio Vela, en el Lunario del Auditorio , han sido objeto de gran interés: siempre se han agotado los 600 lugares disponibles y en la mayor parte de las veces se tuvo que habilitar el vestíbulo de dicho recinto para agregar 100 sillas más.

Si solamente se le midiera por el número de asistentes, el proyecto se podría calificar de exitoso, ya que en México ha logrado atraer a la ópera en casi cuatro años de funcionamiento con 38 montajes transmitidos en vivo , a 165 496 espectadores. Muchos más que cualquier recinto cultural de este país e incluso más que todos ellos juntos.

Sin embargo, las repercusiones van más allá de un mero asunto de taquilla; consecuencias que sus promotores nacionales y extranjeros seguramente no imaginaron: el proyecto ha demostrado que existe público para la ópera y que éste puede crecer.