Del 1 al 5 de septiembre, el Hay Festival, ahora investido con el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2020 que lo confirma como uno de los encuentros más destacados en el mundo para la difusión y el enriquecimiento del pensamiento y de la cultura del libro, volverá a ocupar los teatros de Querétaro, ciudad que ha sido sede desde el 2016, ahora con una oferta híbrida compuesta por más de 90 eventos y más de 170 participantes procedentes de 19 países.

Cuatro laureados con el Premio Nobel encabezan la variada lista de invitados del Hay Festival Querétaro: en Literatura, la bielorrusa Svetlana Alexiévich y el francés Jean Marie Gustav Le Clézio, y en Economía, el estadounidense Joseph Stiglitz y la francesa Esther Duflo. Todos ellos estarán presentes de manera virtual, cada uno en sesiones por separado, conversando con pares mexicanos.

Pero el desfile de nombres reconocidos no recaerá solamente en los arriba mencionados. Del encuentro además tomarán parte el francés Hervé Le Tellier, Premio Goncuort 2020, quien presentará el libro La anomalía; el autor israelí David Grossman, ganador del Booker Internacional 2017; sus símiles españoles Javier Cercas y María Dueñas, así como la argentina Pola Oloixarac y los colombianos Pilar Quintana y Juan Gabriel Vázquez, lo mismo que el peruano Santiago Roncagliolo, por mencionar unos cuantos.

“Estamos convencidos de que nada sustituye a las múltiples dimensiones del encuentro directo y el contacto humano en un contexto lleno de riqueza como es Querétaro”, declaró Cristina Fuentes La Roche, directora internacional del encuentro, durante la presentación del programa.

Compartió que el año pasado el Hay Festival en español, con sus ediciones virtuales, pudo alcanzar públicos diversos, de todas partes del mundo, hasta sumar un estimado de 2 millones de personas como audiencia, de ahí la importancia de continuar con las transmisiones en línea, incluso para aquellas actividades que tomen parte en la capital queretana. No obstante, en ambas modalidades la oferta será completamente gratuita.

La ciencia, un tema fundamental

Además de las letras y la economía, como es su costumbre, el Hay Festival Querétaro 2021 dará un espacio para hablar de ciencia y tecnología sobre todo en temas urgentes como el cambio climático. Con esa convicción, el Hay invitó a la periodista y activista estadounidense Elizabeth Kolbert, autora del libro La sexta extinción, ganador del Premio Pulitzer 2015, pero ahora con un nuevo libro bajo el brazo: Bajo un cielo blanco: Cómo los humanos estamos creando la naturaleza del futuro, un texto más esperanzador que aquel que le antecede.

En ese tenor, el físico teórico Abraham Avi Loeb, hablará de sus estudios sobre la posibilidad de que exista vida inteligente en otros planetas; el neurólogo argentino Facundo Manes discutirá temas vinculados con el cerebro humano y el efecto que producen las nuevas tecnologías, así como de un concepto que ahora ha tomado fuerza: la neuroética. A propósito de nuevas tecnologías, la escritora Remedios Zafra, ganadora del Premio Anagrama de Ensayo 2017, ahora presentará un libro sobre los efectos laborales de la cultura digital.“En esta cultura de redes sociales, donde todo es blanco o negro, si o no, hace falta tiempo para conversar, para imaginarnos un mundo nuevo. Lo tenemos que hacer todos en conjunto y qué mejor ejemplo que a través de la cultura”, añadió la directora internacional del encuentro.

Será la oportunidad para ensayar nuevas maneras de interacción, puesto que mientras algunos personajes estarán presentes en sedes como el Teatro de la Ciudad, el Teatro de la República y el Museo Regional, otros interlocutores responderán desde la distancia, a través de las pantallas. Cada transmisión en línea dispondrá de traducción simultánea.

“Es un programa para todos los públicos, con gran calidad, pero una visión inclusiva, para que cualquier persona se pueda interesar. No hace falta ser un experto ni un lector, simplemente hay que tener curiosidad y hoy más que nunca todos necesitamos tenerla para poder imaginarnos un futuro diferente y compartido”, instó Fuentes La Roche.

ricardo.quiroga@eleconomista.mx