A 62 días al frente del Fondo de Cultura Económica (FCE), Francisco Ignacio Taibo Mahojo (Taibo II) ofreció un corte de caja para hacer paralelismo con el rendimiento de cuentas a 100 días de gestión de las distintas dependencias del gobierno. Lo hizo finalmente como director general de la editorial paraestatal, cargo que asumió de manera formal, confirmó recién, desde el pasado 2 de marzo.

Recapitulando

“Desde el origen estamos en la perspectiva no de dirigir el fondo sino el proceso integrado con Educal y la Dirección General de Publicaciones (DGP)”, antepuso. “Hemos estado trabajando totalmente integrados, como un solo equipo, con tres instituciones y tres presupuestos que combinamos de acuerdo con las necesidades”.

Recapituló que hace 62 días se encontró con un FCE que calificó como “un rey desnudo”. Mencionó que durante la revisión del catálogo de la editorial, “descubrimos que 90% (de los libros) estaba agotado. Y no sólo estaba agotado sino que se habían perdido los derechos porque no se habían renovado los contratos”. De entre los autores de quienes se perdieron los derechos de publicación mencionó a Lillian Hellman, Wright Mills o el propio Julio Cortázar.

Sobre las filiales en el extranjero, detalló, se encontraron casos particulares: dos de ellas, por ejemplo, estaban definitivamente cerradas y en una más había una plantilla de 52 personas. “Todas las filiales perdían dinero al grado de que los pasivos se volvían de hasta 1 millón 300 dólares al año”. Por ese motivo anticipó que el próximo mes comenzará el proceso de destitución de nueve de los 10 directores de dichas filiales y, a partir de ellas, la reestructuración de cada una.

“Nos habían heredado un programa editorial que cubría un año y tres meses de producción. Por lo tanto, durante el primer año y tres meses de nuestra gestión no habríamos podido publicar nada. De tal manera que revisamos el programa para modificarlo”, aseveró.

Los cambios

“El fondo no tenía política popular; surtía, y lo hacía muy bien, a las academias universitarias, con libros de texto, que tenemos que preservar; pero necesitábamos colecciones populares”, dijo. Nombró a algunos autores por publicarse en las colecciones populares: John Dos Passos, Ryszard Kapuscinski, Norman Mailer, Jorge Semprún, entre otros. Confirmó el lanzamiento de un proyecto editorial en alianza con editoriales como Ediciones Era, Grupo Planeta, Anagrama, Alianza, la Universidad Iberoamericana o Penguin Random House, “de tal manera que hagamos coediciones bajando los precios de los libros que se importaban desde Europa”. En ese sentido, mencionó que existe ya una lista de unos 40 títulos pactados con esas editoriales para su coedición.

También listó los convenios de distribución cruzada, coedición y otros proyectos complementarios con organismos públicos y privados como el Instituto Politécnico Nacional, la Secretaría de Salud, el Instituto de Investigaciones Sociales, de la UNAM; el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad o El Colegio de México, así como al menos 40 editoriales universitarias a las que se les dará, aseguró, “difusión real”.

Confirmó, además, que la editorial a su cargo se sumará de lleno a la primera campaña de alfabetización del año del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos: “Vamos a convocar públicamente a 40 escritores y a 5,000 voluntarios para salir a alfabetizar a las calles”.

Sobre la colección El Trimestre Económico, a pregunta de El Economista, Taibo II anunció que ya ha sido instalada “una dirección de economistas no neoliberales”. Dijo que si bien el primer número de este año ya estaba en prensas, la segunda entrega será congruente con dicha nueva política.

Confirmó la continuidad de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil, que organizaba la DGP, pero con una disminución de costos que permitirá instalar dos ferias más, al norte y al sur del país. De la misma manera reafirmó la permanencia del Gran Remate del Libros, del programa Tierra Adentro y del concurso Leamos la Ciencia para Todos, que se realiza en coordinación con el Conacyt.

Reiteró que el FCE, Educal y la GDP compartirán espacio en la FIL Guadalajara, pero que se conservarán los estands de literatura centroamericana, del Conacyt y de literatura infantil, aunque, advirtió, la dependencia no participará en el patrocinio del Premio FIL.

Sobre la fusión del FCE, Educal y la GDP, explicó que se están considerando tres opciones: “Puede ser por vía de un edicto presidencial, por una transferencia de la DGP desde la Secretaría de Cultura y por la compra de las acciones de Educal después de que se sanee la deuda desde hacienda”.

Cuestionado sobre la postura de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), que, en voz de su presidente, Carlos Anaya Rosique, unas semanas atrás calificó la medida de bajar el precio de los libros como “competencia desleal”, el director del FCE cuestionó: “¿Dónde está el pecado?, ¿por qué no hacerlo?”; y advirtió: “Vamos a seguirlo haciendo, digan lo que digan (...). Habría que decirle al portavoz de la Caniem que hable con editoriales que son miembros de su organización y están haciendo pactos de coedición con nosotros. Desleal es elevar el precio de los libros en un país como este”.

Bajo la gestión de Paco Ignacio Taibo II, el FCE:

  • Planea agotar los más de 8 millones de libros en bodegas.
  • Ha ofertado decenas de libros con precios inferiores a 50 pesos.
  • Puso en marcha seis librobuses con las ofertas anunciadas en todo el país.
  • Ha lanzado la colección Vientos el Pueblo con cinco títulos editados y 40 en proceso.
  • Destituyó a nueve directores de filiales en el extranjero.
  • Ha firmado acuerdos con distintas editoriales para proyectos de coedición.
  • Convocará escritores y voluntarios para formar parte de las campañas de alfabetización del INEA.
  • Renovó la dirección editorial de El Trimestre Económico con “economistas no neoliberales”.
  • Reducirá costos de la FILIJ para crear dos ferias más en el norte y el sur del país.
  • Dará continuidad al Gran Remate de Libros y al programa Tierra Adentro.
  • Conservará la colaboración con Conacyt para el concurso Leamos la Ciencia para Todos.

[email protected]