Editamos es un nuevo centro de innovación y formación profesional para la industria editorial que busca impulsar proyectos vinculados a la cultura del libro y a la creación de empresas editoriales.

“El centro pretende ser el enclave de la formación profesional del sector, promoviendo el encuentro, discusión, formación y conocimiento, que apoye y fortalezca a una industria que cambia y se hace más dinámica cada día”, señaló Arturo Ahmed Romero, director de Editamos.

La Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem) impulsa este centro para el desarrollo profesional de la industria que busca proponer nuevos modelos de negocio.

“Nos va a permitir construir una industria mexicana mucho más fuerte.

Hoy somos cerca de 255 editores, pero con muchos proyectos editoriales y nuestra labor es fortalecerlos para que puedan convertirse en empresas editoriales exitosas”, explicó Carlos Anaya Rosique, presidente de la Caniem.

Por eso, uno de los objetivos de Editamos es darles las herramientas necesarias a los editores y empresarios para que puedan crear su empresa editorial; desde el diseño, la manufactura, comercialización, marketing y la administración.

“Hay mucha capacidad y ganas de hacer muchas cosas en México, pero el que escribe, edita y pública... no quiere pensar en las tripas, en toda la administración y el lado económico; por eso muchos proyectos literarios fracasan, porque no tienen una formación económica y es una de las cosas que queremos hacer en Editamos”, explicó el presidente de la Caniem.

Otra de las misiones del nuevo centro es procesar la información para alimentar y dirigir, con bases reales, las tendencias de la industria, las vueltas del mercado y los índices.

“Con el fin de proponer políticas públicas de fomento a la lectura y dar certeza en las cifras para que las políticas gubernamentales dirigidas al desarrollo del sector tengan un fundamento objetivo; en esta área se integra un centro de documentación sobre la industria, una biblioteca especializada y la generación de bases de datos, que propicien la investigación”, dieron a conocer.

“Tenemos un problema, como parte de lo que se llama industrias creativas, cuando vamos con los legisladores para plantear nuestras necesidades nos dicen: ‘no están tan mal, traen 7.3% del Producto Interno Bruto’; sin embargo, 6% de eso es televisión; la industria editorial tiene menos de 1 por ciento. entonces tenemos que desagregar nuestra propia estadística para llegar con ellos y decirles que es necesario el desarrollo cultural del libro”, explicó Anaya sobre la labor que tendrá Editamos en cuanto a generar datos duros sobre el libro.

La oferta educativa de Editamos está sustentada en la revaloración de la investigación, tecnologías emergentes y en la formación profesional.

“Es importante que los diferentes actores de la cadena de valor del libro tengan una formación profunda sobre la noción del libro (impreso o digital) y sus nodos de edición, venta, distribución e interpretación, donde la venta de servicios y contenidos son más relevantes que nunca. Necesitamos cambiar nuestra forma de pensar y actuar; por lo tanto, la formación no puede ser igual como ha sido hasta ahora; es un nuevo reto y nos pone en alerta y nos invita a desarrollar empresas editoriales más acordes con la realidad que nos rodea”, indicó Arturo Ahmed Romero, director de Editamos.

Con más de 10 diplomados, como Procesos de edición de libros, y seminarios: Introducción al mundo de los libros y publicaciones periódicas, la Beca Juan Grijalbo (que está por cumplir 30 años), el programa incluye cerca de 50 cursos y talleres.

“Editamos se inaugurará el 1 de junio y es un proyecto que va a permitir construir una industria editorial mucho más fuerte”, finalizó Carlos Anaya.

vgutierrez@eleconomista.com.mx