Más de 260 puestos de libros a precios de oferta se han congregado alrededor del Monumento a la Revolución con la presencia de 700 sellos editoriales entre los que no podían faltar Océano, Planeta, Trillas, Penguin Random House, que ya tienen un público cautivo; sin embargo, según comentó el coordinador de Programación en entrevista con El Economista, el gran logro de esta edición ha sido la adición de al menos 50 casas editoriales independientes.

“Creímos importante que este evento creciera en espacio y creciera en la diversificación de las editoriales, y darle espacio a estas nueva editoriales independientes como Chipotle Comic, quienes trabajan el tema de la diversidad y la inclusión a través del cómic”, destacó Miguel Valverde, programador y promotor cultural del programa Cultura Comunitaria de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.

Agregó que ésta también es una nueva forma de intervenir y convivir en los espacios públicos, ya que la ubicación de la nueva sede ha hecho que convivan más personas, y que a pocos días de haber iniciado, ya se duplique el número de visitantes que el año pasado.

Programación incluyente

Sebastián Tadeo Cedillo es uno de los talentos diversos que se presentó junto a la Estudiantina de APAC en la edición número 13 del Gran Remate de Libros que organiza la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México y la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana con nueva sede en el Monumento a la Revolución.

José Mario Cedillo Benítez es padre de Sebastián, uno de los vocales, y se unió a la estudiantina para acompañar con los teclados al grupo lúdico y musical desde hace cinco años, cuando Sebastián se incorporó en la Estudiantina de la Asociación Pro Personas con Parálisis Cerebral (APAC), que tiene más de 25 años de existencia.

Fueron 16 talentosos intérpretes quienes ambientaron con su ritmo y carisma el Auditorio Fernando del Paso, en donde también hay mobiliario para desarrollar talleres y un espacio permanente para llevar a cabo trueques de libros durante los 10 días que durará el remate hasta el 21 de julio.

Este concierto es una de las más de 250 actividades culturales y artísticas gratuitas que también albergará esta instalación, entre las que destacan presentaciones musicales, funciones de artes escénicas con un enfoque inclusivo como el que se desarrollará el sábado 20 de julio con México de Colores, además de una venta nocturna y homenajes a Fernando del Paso y el cronista tepiteño Armando Ramírez

Cambio de sede

Esta será la primera vez que éste evento cambia de sede, del Auditorio Nacional al Monumento a la Revolución, y será hasta que concluya cuando se decida si en la próxima edición se volverá a ocupar este lugar.

Sin embargo, según dijo la productora en jefe del Remate de Libros en el Monumento, Shantal Espinosa, aunque la realización de este evento tuvo retos mayores por el cambio de sede, los resultados que han sido evidentes en los primeros días de realización han sido duplicar el número de personas que visitaron la instalación en busca de ofertas literarias y la integración de las personas que se ubican fuera de la Ciudad de México que acuden al Monumento de la Revolución por interés turístico.

Destacó también que aunque el equipo de producción es de 10 personas, se encuentran operando 100 promotores culturales para ayudar a las tareas operativas del Gran Remate de Libros.

“Creo que hay un público cautivo que siempre viene, pero en esta edición estamos llegando a un público nuevo, no es el mismo que acudía en Semana Santa porque muchos se iban de vacaciones en ese periodo, ahora ya es una nueva opción para otros”, explicó Gina Lomelí, de ediciones El Colegio de México.

“Podemos dar salida a títulos de calidad que ya cumplieron su ciclo comercial en puntos de venta tradicionales, mientras que los lectores pueden acceder a precios únicos que difícilmente encontrarán en otro lado”, comentó el presidente del Consejo Directivo de la Caniem, Juan Luis Arzoz Arbide.

Asimismo, dijo que el gran acierto del Gran Remate de Libros es que fomenta la convivencia y la cohesión social.

“Para muchos habitantes éste es un atractivo que se suma a las vacaciones de verano y a la afluencia de turismo en la capital”, destacó Arzoz Arbide el día de la inauguración de este evento, al que también asistió el secretario de Cultura de la Ciudad de México, José Alfonso Suárez del Real.

[email protected]