El próximo 31 de mayo, en punto de las 12 día  (hora del centro de México), desde Düsseldorf, Alemania, la agrupación Duo Aust, integrada por la clarinetista Bettina Aust y el pianista Robert Aust, ofrecerá el recital a distancia “Separados y aún así, unidos”, a través de las redes sociales del Bezirk Goethe-Zentrum, con música de los compositores Johannes Brahms y Clara y Robert Schumann, pero también, a manera de refrendo de los vínculos culturales entre el país europeo y nuestra región, con piezas del mexicano Manuel M. Ponce, el guatemalteco Joaquín Orellana y el costarricense Manuel Matarrita.

A propósito de la presentación, que, además, será posible por la colaboración la Asociación de Educación y Cultura Alejandro von Humboldt Guatemala, el Foro Cultural Salvadoreño Alemán y la Secretaría de Cultura de Jalisco, en entrevista vía remota con este diario, los músicos reconocieron que un concierto digital no podrá reemplazar una presentación en vivo.

“Sabemos lo que es tocar un concierto sin audiencia y es difícil porque no vemos la reacción de la gente, la cual es relevante para saber si les gusta cómo tocamos o no”, afirmó Bettin Aust; sin embargo, complementó Robert:

“Estoy seguro de que para la audiencia también es diferente escuchar un concierto digital, pero también creo que el momento global nos da la gran oportunidad de cautivar a aquellas personas que usualmente no van a los conciertos”.

Compartieron que, al menos para ellos, ensayar a la distancia no es viable, dado el retraso del audio y la poca calidad de los instrumentos tecnológicos. En cambio, refirieron que, hasta antes de poder verse en persona, practicaron de manera individual. Ahora, el relajamiento de las medidas restrictivas en su país les ha permitido reunirse en las últimas semanas y ensayar juntos.

“No hacemos ensayos en línea, no es posible, sino que cada uno practica la obra y vamos platicando de los tiempos. Para ensayar necesitamos estar juntos. Como Robert y yo somos hermanos podemos vernos. En Alemania ahora mismo nos permiten visitar a la familia, así que lo aprovechamos para ensayar. Hace algunos días, las autoridades determinaron que en algunas podremos tocar conciertos, pero solamente pocas personas podrán estar presentes. No sabemos cuándo vamos a poder tocar un concierto como solían hacerse antes de la pandemia. Quizás hasta el año próximo”, comparte Bettina.

Del compositor Manuel Matarrita interpretarán la pieza “Buláwa”, mientras que de Joaquín Orellana tocarán la “Canción de Cuna” y de Manuel M. Ponce el pianista del dúo hará sonar el célebre “Intermezzo”. Consultado sobre la obra del compositor mexicano y su presencia en el viejo continente, Robert dijo:

“En los últimos meses he tenido mucho tiempo para estudiar su obra, especialmente la compuesta para piano. Manuel M. Ponce es un compositor de gran importancia en México y todavía desconocido en Alemania, como en el resto de Europa. Es una lástima que no se sepa más sobre él aquí”.

Bettina complemento que “Robert y yo tenemos el sueño de tocar un día un concierto solamente con obras latinoamericanas, porque hay muchas muy bellas, pero en Europa la gente piensa que la música clásica solamente tiene sus fundamentos en Alemania, Austria e Italia; entonces, no le parecen relevantes los compositores que hay en otros países. Necesitamos difundir la música de todo el mundo aquí”.

Además del programa establecido, a través de una encuesta a través de la cuenta en Facebook de Betzirk, el público podrá elegir una de entre tres piezas para que el Duo Aust ejecute durante el concierto.