La Cámara de Diputados aprobará en esta semana reformas legales que obligarán a las autoridades de los tres niveles de gobierno a impulsar el desarrollo y la utilización de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) en el sistema educativo mexicano.

De acuerdo con el decreto avalado por la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, el adecuado uso de las TICs puede favorecer los programas educativos y fortalecer la oferta en todos los niveles, incluyendo aquellos en que la deserción es mayor, como en la educación media superior.

Los cambios a la Ley General de Educación establecerán que en la educación de tipo básico (nivel preescolar, primaria y secundaria), así como medio

superior y superior, las autoridades educativas procurarán fortalecer la oferta mediante el uso extensivo de Tecnologías de la Información y la Comunicación’’.

Mediante un artículo segundo transitorio se precisará que las legislaturas de los estados deberán promover las reformas de las leyes de educación aplicables en las entidades federativas para dar cumplimiento a lo previsto en el decreto correspondiente.

En la exposición de motivos, los promoventes de los cambios detallan que el uso de nuevas tecnologías en el proceso de enseñanza es necesario para que docentes y alumnos tengan presencia en la sociedad global del conocimiento, en el que el analfabetismo digital es una barrera para la competitividad.

Y refieren diversas acciones relacionadas con la utilización de las TICs que se deben implementar en el país, entre las que destacan: capacitar a los profesores en el uso de tecnologías, fortalecer y promover dicho uso en los modelos de educación abierta y a distancia, y asegurar la corresponsabilidad al respecto en los tres niveles de gobierno.

En sí, las modificaciones pretenden asegurar que el uso de las TICs en el sistema educativo apoye el aprendizaje de los estudiantes, favorezca su inserción en la sociedad del conocimiento y amplíe sus competencias y capacidades.

[email protected]