Luego de diversas manifestaciones de trabajadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) por falta de pago, incertidumbre ante renovación de contratos y la visibilización de la precariedad laboral en las tareas sustantivas, la Secretaría de Cultura anunció este lunes que destinará 60 millones de pesos para pagar y dar mantenimiento a las escuelas del instituto.

“Se contará con el apoyo de la Secretaría de Hacienda para el financiamiento a través de los recursos autogenerados, y se harán las gestiones para que regresen de una manera más ágil y pronta a la institución y así poder tener certeza del pago a dichos trabajadores eventuales”, dijo Omar Monroy, titular de Administración y Finanzas de la Secretaría de Cultura.

La Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) recibirá un monto de 48 millones de pesos, de los cuales 30 de ellos serán para la Torre Académica y 18 más para el mantenimiento de sus instalaciones, para este mismo fin también se entregarán 7 millones a la Escuela de Antropología e Historia del Norte de México (EAHNM), en Chihuahua,  y 5 millones a la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (ENCRyM).

En la conferencia de prensa, a la que asistieron la secretaria de Cultura Alejandra Frausto y sus colaboradores, los funcionarios reconocieron que uno de los retos de la presente administración será regular la situación de los trabajadores eventuales, puesto que en la pasada administración no se llevaron a término trabajos administrativos que debían conducir al diseño de diversas estructuras operativas, según informaron.

“No hubo previsión de la creación de plazas para cubrir las necesidades de las instituciones de la Secretaría”, por lo que “se analizará la creación de plazas de acuerdo con la normatividad y políticas que establezca la Secretaría de Hacienda”, expresó Omar Monroy.

Para tales fines los trabajadores, alumnos y académicos del INAH y del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) conformaron asambleas para establecer mesas de negociación con las autoridades. Aunque a la cuestión directa que hizo El Economista sobre la contratación por plazas para estos trabajadores, el titular de Administración de la Secretaría respondió que será decisión directa del INAH e INBAL la situación de los trabajadores.

Destinarán el ahorro para INAH

Los 60 millones que se destinarán a las instituciones educativas del INAH tienen origen de la partida 33901, que es la contratación de servicios con terceros, la oficina de la secretaria, la Oficialía Mayor, Administración General y Dirección General de Comunicación Social, estas cuatro áreas en 2018 ejercieron 80.4 millones de pesos, y para 2019 estas mismas solicitan 8.1 millones, “eso quiere decir que estamos ahorrando 72 millones de pesos que serán dirigidos a áreas sustantivas de la institución, saneando de una manera efectiva y con disciplina presupuestaria el déficit que pudiera enfrentar alguna institución o las presiones de gasto que todos los años se van presentando”, aseguró Monroy. El titular del área administrativa de Cultura enfatizó que antes de contratar o no a los prestadores de servicios se identificaron varios supuestos para justificar dichos contratos por lo que no se contrató a personal que se encontraba realizando labores de apoyo a funcionarios: “nos encontramos varios asistentes y asesores; esos, que no eran muchos ya no se contrataron, tampoco en los casos en que se encontraron duplicidades de funciones; sin embargo se respetó la permanencia del personal que se desempeña en actividades que tienen un impacto directo para brindar servicios culturales al público”, aseguró.

“Lo que llevamos ahorrado estará fortaleciendo una infraestructura a la cual no se le había dado presupuesto, en el caso de la ENAH, de la ENCRyM y la EAHNM que está en Chihuahua. Esto es parte de lo que se redirecciona, que disciplina el gasto y que nos permite dotar de recursos a otras áreas”, dijo Alejandra Frausto.

La secretaria de Cultura además agregó que no faltarán las becas para fomentar la creación artística, que como parte de las medidas de austeridad también alcanzó al Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), y aclaró que “no está en riesgo ningún apoyo o programa a los creadores del Fonca” pues “se está analizando profundamente esta institución para no vulnerar las becas artísticas”, expresó.

[email protected]