La percepción de inseguridad entre empresarios y trabajadores va en aumento en la Ciudad de México y a nivel nacional, lo que obliga a las organizaciones a desembolsar más dinero para protegerse. Ver nota