Esta mañana, la Secretaría de Cultura federal anunció que tanto su titula, Alejandra Frausto Guerrero, como la subsecretaria de Diversidad Cultural, Natalia Toledo, la directora del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, Lucina Jiménez; el director del Museo del Palacio de Bellas Artes, Miguel Fernández Félix, y el director del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM), Felipe Ávila, sostuvieron una conversación con la familia descendiente del líder revolucionario Emiliano Zapata, de la que llegaron al acuerdo de mantener la exposición “Emiliano. Zapata después de Zapata”, tal y como fue concebida su integración y curaduría.

La dependencia anunció que la obra “La Revolución”, del artista chiapaneco Fabián Cháirez, misma por la que el martes pasado cuatro contingentes de agrupaciones agrarias tomaron el máximo recinto para las artes y amenazaron con quemarla si no se retiraba, permanecerá como parte integral de la exposición que tendrá vigencia hasta el 16 de febrero de 2020, pero se agregará una cédula en la que quedará de manifiesto el desacuerdo con esta interpretación artística del caudillo.

A través de un comunicado de prensa, se explicó que, durante la reunión, los titulares de las instituciones antes citadas dieron su respaldo a la diversidad y expresaron su condena a la violencia contra integrantes de la comunidad LGBTTI+, así como garantizaron el apoyo a sus derechos.

Se anunció que, a pesar de mantener la imagen en la muestra, sí se retirará esta obra de los afiches de difusión oficial de la Secretaría de Cultura y el INBAL. Eso sucedió después de un recorrido por la exhibición en compañía del curador Luis Vargas Santiago, este 11 de diciembre.

En adición, se hará circular una cartilla sobre la figura del caudillo y su legado, aunque no se especificó qué tipo de información, y con qué enfoque, incluirá el documento.

A su vez, los descendientes de Zapata se deslindaron de las acciones de los grupos campesinos que este martes, durante su manifestación al interior del palacio de mármol, agredieron a activistas de la comunidad LGBTTI+ y expresaron posturas homofóbicas.

A la par que esto sucedía al interior del recinto, un grupo de artistas y activistas de la comunidad LGBTTI+ se instalaron en la explanada exterior de Bellas Artes para expresar su respaldo a Fabian Cháirez y a mantener la obra en la exposición puesto, que expresaron, es fundamental mostrar que la lucha por los derechos de la comunidad es también una revolución.

Con arengas como “Si Zapata viviera, en tacones anduviera”, los activistas se hicieron escuchar públicamente, mientras que otros tantos, los creadores, comenzaron a hacer circular imágenes del líder revolucionario ataviado con motivos distintivos de la comunidad LGBTTI+.

Respuesta del autor

No estoy de acuerdo con el convenio entre SC y familia Zapata: Fabián Cháirez

El pintor Fabián Chairéz, autor del polémico cuadro que representa a Emiliano Zapata con el torso desnudo en una pose sensual, se dice bastante sorprendido por lo que la obra ha generado. “Por supuesto que condeno los actos violentos que se suscitaron, creo que es un atentado contra la libertad de expresión. Respeto las interpretaciones que otras personas han hecho de la pieza, y me siento muy apoyado por las instituciones culturales”.

Sin embargo, dice que rechaza el acuerdo al que ha llegado la Secretaría de Cultura con los familiares del prócer revolucionario.

“No estoy de acuerdo con que pongan una explicación sólo en mi pieza, porque hay otras 140 representaciones más, algunas de ellas varían de la imagen (del héroe) y eso pone en evidencia que es por interpretaciones particulares que están fundadas en prejuicios negativos. (Con información de Samantha Nolasco)

[email protected]