Una buena estrategia de financiamiento incluye más de una opción, pero deben analizarse las ventajas y desventajas de cada una.